TeliaSonera recorta el 7% de su plantilla

DespidosEmpresasGestión empresarial
TeliaSonera operadora nórdica

TeliaSonera ha presentado un plan de ahorro de costes por valor de 229 millones de euros que acabará con 2.000 puestos de trabajo.

TeliaSonera, la mayor operadora de Suecia y una de las mayores de Europa, ha dicho que despedirá a 2.000 empleados, o el 7% de su plantilla, como parte de un programa de recorte de costes de 2.000 millones de coronas suecas, o 229 millones de euros.

El problema al que se enfrenta Telia Sonera es común a todos los operadores móviles: la venta de suscripciones de datos móviles y de smartphones no crece tan rápido como para compensar la caída de los servicios de voz tradicionales. Además, el problema afecta especialmente a mercados maduros, como Suecia y Finlandia, donde más fuerte es la operadora y donde el mercado está saturado, por lo que no puede crecer en número de usuarios.

Al final el resultado es que los costes crecen más rápido que los ingresos y la solución pasa por revertir esa tendencia. Lars Nyberg, CEO de TeliaSonera reconoce que su compañía –como la mayor parte de la industria de las telecomunicaciones, no ha sido capaz de monetizar la explosión de datos móviles que ha ocurrido en la industria.

TeliaSonera fue el primer operador del mundo en lanzar servicios comerciales LTE, y el tráfico de datos móviles de sus redes creció rápidamente. Los datos móviles permiten hacer uso de servicios como Whatsapp o Skype –llamados over-the-top (OTT), que reducen los ingresos de voz de las operadoras. Durante el 26 Encuentro de las Telecomunicaciones de Santander celebrado el pasado mes de septiembre, no hubo operadora que no arremetiera contra este tipo de servicios, sobre los que piden una regulación. TeliaSonera tomó la decisión este verano de cobrar a los clientes una cantidad extra por utilizarlos, y podría ser lo que terminen haciendo otras muchas operadoras.

El programa de recorte de costes se ha presentado después de anunciarse que el beneficio neto de la compañía en su tercer trimestre ha caído hasta los 4.800 millones de coronas suecas, frente a los 4.860 millones del mismo periodo del año anterior; una cifra que además está por debajo de las previsiones de los analistas, que esperaban que los beneficios neto alcanzaran los 4.940 millones de coronas, recoge The Wall Street Journal. En cuanto a los ingresos, han sido de 25.840 millones de coronas suecas, cayendo desde los 26.710 millones del mismo periodo del año anterior.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor