Tiko, una impresora 3D de cuerpo unibody y precio inferior a 200 dólares

CienciaInnovación

Tiko tiene una forma triangular y un armazón de tres brazos, a diferencia de la mayoría de modelos con forma de cubo y un cabezal de impresión que se mueve en ejes cartesianos.

La mayoría de las impresoras 3D que hemos visto hasta la fecha cuentan con diferentes piezas ensambladas entre sí y una forma cúbica, lo cual hace que sean más voluminosas, difíciles de montar y que puedan dañarse con mayor facilidad. Sin embargo, poco a poco van apareciendo nuevos modelos con tamaños más reducidos, diseños más ergonómicos y otras formas.

Es el caso de Tiko, una impresora 3D que cuenta con una única pieza triangular que ejerce de carcasa y que se desmonta con facilidad tanto para su limpieza como para extraer los objetos a los que se ha dado forma, además de protegerse mejor de las condiciones adversas del entorno.

“Tiko es una impresora 3D como ninguna que hayas visto antes. Hemos diseñado meticulosamente cada pieza de ella para que sea de alta calidad y fácil de usa, manteniendo los costes bajos para lograr un gran precio”, explican sus creadores.

tiko

La forma y el cuerpo unibody no son las únicas innovaciones de este producto. En las impresoras 3D el cabezal de impresión suele viajar a lo largo de dos ejes X e Y (cartesiano), sin embargo, Tiko lo hace de otra manera. Aquí nos encontramos un armazón de tres brazos moviéndose al unísono(delta), sin guías. Así, el modelo consigue imprimir capas muy consistentes, incluso sin contar con componentes de alta precisión.

Todos estos detalles han permitido que el coste del gagdet se pueda reducir notablemente. Sus creadores lo van a vender por tan solo 179 dólares, convirtiéndose en la impresora 3D más barata vista hasta la fecha.

Además, Tiko no nace como un producto propietario. La impresora utiliza el filamento que tú eligas, pudiendo servirse de filamentos de 1,75mm en rollos estándar de 1kg y 165 mm.

La impresora se puede conectar a la nube a través de WiFi para poder imprimir desde cualquier lugar o dispositivo. Pero si no tenemos ningún otro gagdet a mano, Tiko tiene su propio punto de acceso wireless para imprimir directamente.

Con un precio económico que abre las puertas de estos dispositivos a los usuarios individuales y las familias en el segmento de consumo, un diseño elegante y sencillo y una innovadora tecnología que cambia las reglas del juego, Tiko tiene todo lo necesario para convertirse en una impresora 3D de éxito. Su campaña de crowdfunding puede ser la antesala. La firma pedía 100.000 dólares en Kickstarter para poder fabricar y comercializar el gadget y hasta la fecha, con 16 días restantes aún para expirar el plazo, ya han recaudado casi 1,8 millones de dólares gracias al apoyo económico de más de 10.000 donantes.

Se espera que la entrega de las primeras unidades (para aquellos que ya las han pedido) se produzca a finales de este año. Los que ordenen alguna Tiko de ahora en adelante quizás tengan que aguantar hasta febrero de 2016 para recibir su pedido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor