Trump no quiere que EEUU ceda la supervisión de Internet

Regulación

El candidato republicano teme que, bajo el control de la ICANN, el sistema DNS podría quedar abierto a la interferencia de gobiernos como Rusia y China.

El pasado 18 de agosto, la Casa Blanca anunciaba la transferencia por parte de Estados Unidos de la gestión de sistema de nombres de Internet (DNS) al ICANN. Dicha cesión, que está previsto entre en vigor el 1 de octubre, no gusta nada al candidato republicano a la presidencia de los EEUU, Donald Trump.

Trump se une así a su antiguo rival por el liderazgo republicano, Ted Cruz, la voz más conocida de las que se han alzado contra el cambio. Cruz teme que si EEUU cede el control del DNS a la organización privada sin ánimo de lucro ICANN, el sistema podría quedar abierto a la interferencia de gobiernos extranjeros y dar a Rusia y China el control de Internet.

“El Congreso debe actuar o la libertad de Internet se perderá para siempre, ya que no habrá manera de recuperarlo de nuevo una vez que se pierda”, explicó Stephen Miller, el director de política nacional de Trump en un comunicado de campaña recogido por CNET.

La decisión, en principio, ya está tomada y sólo un bloqueo del Congreso estadounidense podría frenar la transición. La propia Administración Nacional de la Información y las Telecomunicaciones de EEUU (NTIA) aprueba el acuerdo, señalando que “la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas o cualquier otra organización intergubernamental” debería hacerse cargo de la administración del DNS.

Por su parte, la ICANN señala que no tiene la capacidad de controlar los contenidos en Internet, por lo que este tipo de preocupaciones apuntadas por Trump y Cruz resultarían infundadas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor