Uber quiere ayudar a mejorar el tráfico de Madrid

EmpresasStartups

Uber está negociando con los reguladores para lanzar UberPool en la capital española, conectando a pasajeros que hagan trayectos similares y reduciendo así el volumen de coches.

Uber ha cambiado totalmente de actitud en nuestro país. La startup estadounidense, inicialmente desafiante ante la industria del taxi y el transporte privado y enarbolando la bandera de la innovación digital, se topó con el muro de los reguladores y no ha encontrado cómo escalarlo. Actualmente están colaborando con las administraciones para desbloquear la situación.

“La propuesta que quisimos hacer a España fue demasiado pronto o lo pudimos haber hecho de otra manera”, ha confesado Ricardo Pabón, Marketing Manager de Uber en España, durante su ponencia en el Inspirational Festival, un congreso que se celebra estos días en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

“Entendemos la necesidad de los usuarios, pero tenemos que ser conscientes de las reglas. Estamos en un momento importante en el que nos hemos propuesto trabajar con los reguladores en España y particularmente en Madrid, una ciudad que necesita una solución de movilidad para reducir el tráfico y la contaminación”, ha señalado Pabón.

La compañía ha publicado un informe en la web movimientouber.es en el que desgrana su nuevo modelo para contribuir a la movilidad urbana. La propuesta de Uber para mejorar la capital es UberPool, un servicio que permite conectar a pasajeros que van a realizar un trayecto similar, pudiendo recoger y dejar a distintos usuarios en diferentes zonas en un solo viaje. “La ocupación media de los vehículos de Madrid cuando van a trabajar es de 1,3 personas por coche. La ciudad no está preparada para eso. Todo viene de un modelo de propiedad. Nosotros queremos proveer de un servicio y que los ciudadanos dejen el coche aparcado”, manifiesta el Marketing Manager.

A los usuarios en particular les ofrece un ahorro importante, cercano al 35%. Uber asegura que si poseer un vehículo con todos los gastos que implica (gasolina, seguro, reparaciones) cuesta una media de 5.160 euros al año, con UberPool este gasto puede reducirse hasta los 3.630 euros.

uber-diversificacion

“Podemos mover cualquier cosa”

Uber se lanzó en Madrid en septiembre de 2014 y antes de 2015 se paralizó por las quejas del sector del taxi y las administraciones. Desde entonces la startup americana ha estado dándole vueltas a su negocio para poder operar en las urbes españolas. Fruto de ello surgió el servicio UberEats, con el que los conductores entregan comida a domicilio en tan solo unos minutos, Se lanzó originalmente en Barcelona, se ha extendido ya otras ciudades como Chicago, San Francisco o París y supone una de las muestras de la nueva estrategia de la empresa: la diversificación.

El CEO y cofundador de Uber, Travis Kalanick, llegó a la conclusión de que “si podíamos traerte un coche en 5 minutos, también podíamos traerte cualquier cosa”. De esta forma se lanzaron servicios como el citado o UberCargo (envío de paquetería), UberEssentials (envío de la compra del super) o UberRush (envío de todo tipo de productos procedentes de tiendas y comercios locales).

Pabón ha explicado que una de las cosas que más le gustan de trabajar en la compañía es que cualquiera puede proponer ideas que se pueden transformar en potenciales servicios. “En Uber pensamos que las mejores ideas siempre ganan. Si son buenas se desarrollan. Cualquier persona de un equipo local puede impulsar su proyecto”. Así han surgido iniciativas curiosas y colaboraciones con marcas y anunciantes. Uber ha enviado helados a domicilio, gatos en adopción, Transformers, fiestas en autobuses, un trono de Juego de Tronos y hasta helicópteros. Una de las propuestas más exitosas es un acuerdo con Spotify para que los usuarios puedan escuchar su música preferida durante los trayectos con Uber.

uber-pool

Los malos humos

El responsable de Marketing de Uber reconoce que han estado en el lugar adecuado y en el momento adecuado con el surgimiento de la tendencia del consumo colaborativo y de startups como AirBnb, BlaBlaCar. “Vivimos en una nueva época. Antes todo se basaba en la posesión. En comprar una casa, un coche, una segunda casa y un segundo coche. Era un mundo bastante más estático. Ahora puedes hacer muchas más cosas sin poseer.”, ha apostillado. “La aplicación hace ocho o nueve años no habría tenido éxito”.

En cuanto al futuro de las ciudades españolas y su papel en ellas Pabón comenta que “lo que vemos en otras ciudades es que el mercado se amplía y conviven varias alternativas. Existe el transporte público, pero también el carsharing. Coexistieremos con los taxistas y será el consumidor el que elija lo que más le interese. Pero creemos que una armonización va a llevar tiempo”. El directivo señala que “el futuro de algunos es el presente de otros”.

Actualmente Uber ya opera en 350 ciudades de más de 60 países distintos. La startup ya cuenta con más de 4.500 empleados y más de 1,1 millones de partners activos en todo el mundo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor