La Unión Europea multa a fabricantes de TV por fijar precios

Empresas

Philips, LG, Samsung, Panasonic, Toshiba y Technicolor tendrán que pagar la mayor multa de la historia Unión Europea por fijar precios para pantallas.

La Unión Europea acaba de anunciar una multa récord de 1.470 millones de euros a seis grandes fabricantes de tubos de rayos  catódicos que se usan en televisores y monitores. Las empresas juzgadas son Philips, LG, Samsung, Panasonic, Toshiba y Technicolor. 

La empresa que más ha de pagar es Philips, con sede en Holanda, que pagará 313,4 millones de euros, mientras que LG ha de pagar  295,6 millones de euros. Panasonic pagará 157,5 millones de euros, Samsung SDI 150,8 millones de euros, Toshiba 28 millones y la empresa francesa Technicolor debe a la Unión Europea 38,6 millones de euros.

Todo comenzó cuando la firma taiwanesa Chunghwa Picture Tubes alertó a la Unión Europea sobre los 2 cárteles que habían formado de manera secreta diferentes fabricantes de televisores y monitores de ordenador.

Los dos carteles, uno que implica televisores y otro en el mercado de los monitores de ordenador, operaron en todo el mundo entre los años 1996 y 2006, periodo en el que fabricantes mencionados examinaron la forma de fijar los precios para repartirse el mercado.  En la actualidad las pantallas de tubos de rayos catódicos han sido sustituidas por tecnologías más avanzadas como las LCD de cristal líquido, las pantallas de plasma y los diodos orgánicos emisores de luz.

 Los encuentros de los portavoces de las compañías solían finalizar con una partida de golf, por lo que se denominan a estos encuentros las ‘reuniones verdes.

Según palabras de Joaquín Almunia, comisario de competencia para la Unión Europea, este grupo de fabricantes recientemente multado “ha contado con las peores formas de comportamiento anticompetitivo que está estrictamente prohibido a las empresas que hacen negocios en Europa“.

Según las autoridades europeas, las prácticas de Philips, Samsung y los demás acusados fueron “especialmente dañinos para los consumidores”, según Reuters. Estos cárteles representaron un aumento del precio de las pantallas en una media que oscila entre el 50 y el 70%.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor