Vahana, el proyecto de taxis voladores autónomos de Airbus

CienciaInnovación

La firma aeronáutica propone un modelo de vehículo volador autodirigido para paliar los problemas de circulación.

Las firmas tecnológicas han dirigido su atención al exceso de tráfico en núcleos urbanos. Cierto es que no figura como la máxima prioridad, pero sí que hay un número significativo de esfuerzos para paliar este problema, que tiene altos costes ambientales, más allá del tiempo que se pierda o el estrés que pueda generar a los conductores atrapados en largas caravanas.

Elon Musk, por ejemplo, apuesta por crear una red subterránea de túneles a distintos niveles en la que los vehículos se muevan en plataformas, atajando tramos de circulación lenta. Y mientras el emprendedor y visionario se fija en el subsuelo, otros apuntan a las alturas.

Este es el caso de Uber, que espera tener una red de taxis aéreos funcionando para 2020, o Kitty Hawk, respaldada por el fundador de Google, Larry Page, que apuntan a finales de este mismo año como fecha de lanzamiento de su vehículo volador.

Entre estos dos plazos se ubica Airbus y su proyecto Vahana. Concebido como un transporte autónomo y eléctrico aéreo, las naves estarán preparadas para despegar y aterrizar en vertical, aprovechando al máximo el espacio y empleando para esto pistas de helipuertos. En su fabricación participan empresas auxiliares como FlightHouse Engineering.

El máximo responsable de sistemas autónomos en el laboratorio de tecnología avanzada A3 de la aeronáutica, Arne Stoschek, avanzaba algunos detalles extra en una conferencia este martes. Por ejemplo, que la batería de este medio de transporte les permitirá circular durante casi 100 kilómetros con una velocidad de 225 km/h, recoge CNet.

Stoschek anticipaba los problemas para controlar el espacio aéreo que supondría tener cientos de pilotos manejando estos vehículos. De ahí que la empresa emplee tecnología de conducción autónoma, y apueste por un servicio tipo taxi frente al uso personal. Cada vehículo irá equipado con cámara, radar y sensores lidar, para tener control total sobre el entorno, y se conectarán con otros dispositivos similares, para evitar accidentes.

Airbus espera realizar las primeras pruebas a finales de este mismo año, y que para 2020 la tecnología se haya desarrollado hasta el punto de que se pueda operar con estos vehículos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor