Viviendo [literalmente] al borde del precipicio

Empresas

Existe gente que le gusta vivir la vida al límite, y exprime sus días siempre al máximo a un ritmo vertiginoso, sobrepasando cualquier marco coherente y/o prudente y haciendo que el peligro esté siempre ahí al acecho preparado para tirar sus vidas por el precipicio. Otros se toman las cosas con más calma, pero llevan lo de vivir al borde del abismo a una literalidad absurda, como el ocupante de esta casa que parece a punto de despeñarse desde lo alto de un edificio. La verdad, yo no sé si dormiría muy tranquilo ahí arriba.

Pero en realidad lo que vemos en estas imágenes es una instalación del artista coreano Do Ho Suh, que consiguió autorización de los responsables de la Universidad de California (en San Diego) para montar su particular hogar en la azotea de uno de los edificios del campus. ¿Dejarán a alguien habitar la casa realmente? Debe ser una experiencia bien extraña, ¡Y además la inclinación del suelo debe acrecentar sin duda la sensación de inestabilidad!

“Fallen Star”, así se llama esta obra de arte, es una instalación realmente espectacular (ni que sea por la complejidad de su montaje), y para Do Ho Suh, que llegó a los Estado Unidos el 1991 y sufrió un difícil período de adaptación a la vida americana, representa y está inspirada en los conceptos de “hogar” y “desplazamiento cultural”. Sea como sea, y con lo difícil que está hoy en día el tema de la vivienda, seguro que aún y en esas condiciones habría muchas personas dispuestas a vivir al borde del precipicio.  ─ [Toxel]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor