WhatsApp y Snapchat podrían ser prohibidas en Reino Unido

EmpresasRegulaciónVigilancia

Si los conservadores de David Cameron ganan las próximas elecciones, prohibirían las apps que ofrecen comunicaciones cifradas, como WhatsApp y Snapchat.

No es la primera vez que las autoridades de un país reaccionan ante un atentado terrorista restringiendo las libertades públicas en aras de la seguridad. Aunque estas medidas suelen tomarse en el propio país y no en los vecinos. No obstante, al primer ministro británico, David Cameron, le parece que el ataque al semanario parisino Charlie Hebdo es motivo suficiente para prohibir algunos servicios de comunicaciones en Reino Unido.

El dirigente conservador ha propuesto nuevos planes de vigilancia si gana las elecciones generales de este año. Unos planes que podrían incluir la prohibición de WhatsApp, iMessage y Snapchat.

El diario inglés The Independent recoge las declaraciones hechas por Cameron ayer en París, durante la manifestación de condena del atentado contra la revista francesa. “¿Queremos permitir en nuestro país un medio de comunicación entre las personas que no podemos leer?”, se preguntaba Cameron.

Con ello, deja claro que quiere impedir el uso de métodos de comunicación que no pueden ser leídos por los servicios de seguridad, incluso con una orden judicial. Esto incluye las aplicaciones de mensajería y redes sociales que cifran sus datos, como WhatsApp y Snapchat. Los mensajes enviados a través de esta última se autodestruyen pasados unos minutos, mientras que WhatsApp añade cifrado de extremo a extremo a su servicio desde finales de 2014.

Para que Cameron pueda convertir su propuesta en ley, debería obtener mayoría absoluta en las próximas elecciones. Si los conservadores necesitan formar una coalición con los liberal-demócratas, es muy probable que estos exijan la retirada de un plan que muy probablemente no gustará nada a los defensores de las libertades civiles.

Pero incluso si un gobierno conservador pudiera imponer la prohibición de las apps de comunicación cifradas, eliminando las descargas desde las principales tiendas de aplicaciones, sería casi imposible impedir su uso por completo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor