Yahoo! responde a las críticas por PRISM demostrando que fue “obligada”

EmpresasSeguridad
Yahoo!

La enorme polémica sobre el espionaje de la NSA y PRISM, que llevó a que se atacara duramente a Yahoo!, entre otras empresas, abre ahora un nuevo capítulo cuando se desvela que fue prácticamente obligada bajo la amenaza de duras multas.

Los atentados del 11S no sólo supusieron un duro golpe para EEUU y miles de personas, también dieron paso a una “lucha contra el terror” mucho más agresiva y, sobre todo, controladora. En estos últimos 13 años hemos visto el mayor abuso y ataque a la privacidad y libertad de las personas, con una vigilancia y espionaje constante a los ciudadanos con la excusa de la seguridad.

Las revelaciones de Snowden sobre la NSA y PRISM pusieron a los ciudadanos y los medios frente a un secreto que, aunque se intuía, se volvió público y real. Ya no se podía obviar ni mostrarse indiferente, y muchas empresas de cara al público se hicieron las mártires, cuando en realidad prácticamente le pusieron una alfombra roja al gobierno estadounidense para verse favorecidas.

En el caso de Yahoo!, que se vio muy criticada, parece que en realidad las cosas fueron muy distintas. El gobierno estadounidense en 2008, al más puro estilo de un matón de colegio, orquesto una serie de acciones legales que, gracias a la colaboración de los poderes jurídicos en teoría independientes, pudieran pasar por encima de la constitución estadounidense obligando a que la empresa tuviera que dar pleno acceso a sus datos al gobierno.

De hecho, ante las pretensiones del gobierno, Yahoo! no sólo se quejó sino que demandó. “Curiosamente” Yahoo! por supuesto no ganó el juicio, y además se vio con la amenaza de tener que enfrentarse a una multa de 250.000 dólares diarios si no daba acceso a las comunicaciones de sus usuarios. Por supuesto Yahoo! apeló, pero se vio obligada a dar su brazo a torcer, mientras que por supuesto la apelación también fracasó meses después.

Los documentos ahora están accesibles y lo ocurrido con Yahoo! parece haber sido la antesala de lo que luego aceptaron Google, Facebook, Apple y AOL, aunque Microsoft formó parte de PRISM mucho antes, habiendo colaborado desde un principio sin problemas con la NSA.

To esto demuestra que Yahoo!, a diferencia de otras empresas, sí que intentó luchas contra un sistema abusivo que se justificaba en el miedo, y que aún hoy en día, individuos como Stewart Baker, anterior miembro del consejo general de la NSA y de la administración Bush, todavía justifican como una medida preventiva para que “aquellos que intentan matarles” no tengan éxito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor