YouTube Kids, denunciada por su política de anuncios

JusticiaRegulación

Varios grupos de defensa de niños y consumidores denuncian que YouTube Kids está lleno de anuncios y tácticas publicitarias considerados ilegales en televisión.

La versión para niños de la popular plataforma de vídeos online YouTube Kids no ha tardado ni dos meses en recibir la primera denuncia de los grupos de defensa de los consumidores y de protección de la infancia. El motivo: la excesiva presencia de anuncios, a menudo sin diferenciar de los contenidos.

Varias organizaciones, como el Centro para la Democracia Digital, Consumer Watchdog y la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente han presentado una queja conjunta ante la Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC) contra la aplicación de YouTube Kids, que se estrenó en febrero. Los demandantes consideran que YouTube Kids usa tácticas publicitarias consideradas ilegales en la televisión.

Según informa CNET, para estos grupos, el servicio intenta “aprovecharse de las vulnerabilidades de desarrollo de los niños y viola las garantías de publicidad que protegen a los niños que ven la televisión”. “Los niños están expuestos a un chorro sin fin de contenido que no revela ciertos tratos con fabricantes”, denuncia Aaron Mackey, abogado del Instituto para la Representación Pública de Georgetown Law.

“YouTube Kids es el medio de comunicación para niños más hipercomercializado que he visto en mi vida. Muchas de estas tácticas de publicidad se consideran ilegales en la televisión, y es triste ver a Google tratando de aprovechar su uso en los medios digitales”, declaró Dale Kunkel, profesor de comunicación en la Universidad de Arizona.

YouTube, por su parte, se defendió así en un comunicado: “Hemos trabajado con numerosos socios y grupos que velan por los intereses de la infancia al desarrollar YouTube Kids. Siempre estamos abiertos a recibir feedback sobre cómo mejorar la aplicación. No hemos sido contactados directamente por las personas que firman la carta y estamos totalmente en desacuerdo con su contenido”.

El servicio infantil de YouTube nació con la intención de proporcionar un ambiente seguro para los niños, que pueden explorar el contenido de la red sin toparse con videos inapropiados. Para lograr ese objetivo, bloqueó cualquier contenido no dirigido directamente a los niños y estableció controles parentales para ayudar a mantener un contenido apropiado a la edad de los niños y limitar los tiempos de visualización.

YouTube Kids sigue el camino trazado por otras plataformas de vídeo en streaming, como Netflix, que ofrecen secciones sólo para niños. Pero la aplicación de YouTube se financia con el apoyo de la publicidad, mientras que Netflix Kids se basa en una suscripción mensual.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor