El ex directivo de Zynga no niega haberse llevado información confidencial

EmpresasRegulación

Las autoridades chequearán junto a Zynga el equipo de trabajo de Alan Patmore en Kixeye así como su PC y dispositivos móviles personales.

Hace unos días Zynga, empresa desarolladora de juegos de juegos sociales como Farmville, CityVille o Empires and Allies, llevó a los juzgados a Alan Patmore, uno de sus antiguos ejecutivos que abandonó la compañía en verano para fichar por una firma rival más pequeña, Kixeye. Le acusaba de haberse apropiado de casi 760 documentos, robando secretos comerciales e incumpliendo su contrato.

El juez de la Corte Superior de San Francisco, a la que acudió Zynga, emitió una orden de restricción temporal que impedía a Patmore revelar esta información y hacer uso de los datos sobre los juegos inéditos de Zynga que supuestamente se encontraban en esos documentos.

Hoy se celebraba una corte a la que el ex directivo de la firma desarrolladora no ha acudido. Sin embargo, sí parece haberse comunicado con su ex empresa. El abogado representante y asesor adjunto de Zynga, Jay Monahan, asegura que “Patmore no niega que tomó 763 archivos de Zynga que contenían los diseños confidenciales de juegos de equipos de la empresa y que los transfirió a su ordenador de Kixeye, donde actualmente es vicepresidente de Producto”.

Por el momento no ha habido declaraciones del acusado ni de sus representantes legales. Las autoridades abrirán una investigación para determinar si realmente llevó a cabo el robo de secretos comerciales para beneficio de su nueva empresa, según informa All Things Digital. Zynga trabajará con expertos forenses para buscar indicios de esta documentación tanto en el equipo de trabajo de Patmore en Kixeye como en sus dispositivos personales, incluyendo PC, iPhone e iPad. El ex directivo, antiguo responsable de CityVille, tiene terminantemente prohibido destruir o borrar los datos que haya obtenido.

Monahan asegura que están “muy contentos con la decisión del juez” y que seguirán trabajando para “proteger las ideas y activos de nuestros empleados”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor