4 estafas móviles que te pueden arruinar el verano

MovilidadSeguridad

Panda Security advierte de que, en esta época del año, “la mayoría suele comenzar a relajarse y deja de prestar atención a ciertos riesgos de los que sí está prevenido durante el resto del año”.

El móvil se ha convertido en un compañero más del día a día, para las tareas laborales y también para el ocio puro y duro.

Los ciberdelincuentes lo saben y no se relajarán en verano, mientras los demás están de vacaciones. De hecho, la compañía de seguridad Panda Security ha decidido advertir sobre algunas ciberestafas peligrosas que afectan al ecosistema móvil.

Su Global Consumer Operations Manager, Hervé Lambert, indica, además, que con las vacaciones “la mayoría suele comenzar a relajarse y deja de prestar atención a ciertos riesgos de los que sí está prevenido durante el resto del año. Cuando ya tenemos ‘el chip’ mental en la playa nos empieza a embargar una sensación de optimismo que nos hace bajar las defensas”, dice. “Esto nos hace más fáciles de engañar con timos online, principalmente en apps que tenemos en el móvil o la tablet“.

Una de las ciberestafas que podrían aguarle el verano a más de uno son los “secuestros o robos desde apps para ligar”. Tanto en el país de origen como en el extranjero, y antes de partir al lugar de destino, ya que hay soluciones que permiten cambiar la geolocalización real. Panda Security hace hincapié en el momento del encuentro, porque “hay redes de delincuentes que ponen en contacto a personas muy atractivas con sus víctimas para hacerles creer que han ligado”, pero que pueden acabar drogándolas y robándoles “absolutamente todo lo que tengan encima”.

Otro problema son los “timos en apps de compraventa de segunda mano”. En este caso, para evitar caer en una trampa, se recomienda realizar en persona las transacciones y evitar pagar por adelantado. También se aconseja comunicarse mediante la plataforma mensajería interna de las propias aplicaciones, asegurar los dispositivos y tener cuidado con las contraseñas.

En tercer lugar, los emails para que confirmes cuándo vas a estar en tu casa para hacer alguna revisión” rutinaria, como por ejemplo del gas, pueden traer consecuencias negativas. Si detrás está un delincuente, acabará sabiendo que la vivienda está desocupada y actuará en consecuencia. Lo mejor es desconfiar. Habría que revisar muy bien la redacción en busca de faltas ortográficas, ver cuál es la dirección y analizar el diseño del mensaje, desde el logo a los colores corporativos pasando por los enlaces porque podrían encaminarse al robo de información. En vez de un correo, la forma de contacto también puede ser una llamada de teléfono.

Los “wifis gratuitos que no lo son” suponen otro quebradero de cabeza. Panda Security explica que ser muy cuidadosos con las redes abiertas que no exigen contraseña “ya que cualquier hacker podría crear una red wifi y darle el nombre del lugar en el que estamos”. Y, por tanto, ganar acceso al dispositivo que se conecta y a la información sensible que se introduce como las credenciales de email, redes sociales o el banco. Mejor conectarse con una VPN.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor