Cabina Mark III para jugar en la intimidad: además de pequeña poco acogedora

Empresas

Hace tiempo que ansiábamos saber cómo sería el próximo invento de Pod Wombats para jugar en total ostracismo a juegos de pc y de consola. Cuando conocimos que su precio rondaría los 2.000 euros la boca se nos hizo agua al imaginar una maravillosa fortaleza impenetrable del vicio. Sin embargo, la decepción ha sido grande al ver su interior. Más detalles tras el salto.

Lo cierto es que la Mark III tiene algo de lo que prometía: dispone de unas puertas deslizantes que bloquean el habitáculo del ruido y la luz dotándolo de cierto hermetismo. Sin embargo, si nos detenemos a echar un vistazo dentro encontramos un espacio bastante limitado con periféricos muy cutres y una pantalla con la que ya se podían haber estirado un poco más (esto no tiene pinta de tener más de 17 pulgadas). En fín, con un precio tan alto pensaba que hasta iba a llevar rayos uva. De todas maneras yo aún le veo partido como cuarto oscuro de revelado, habitáculo de castigos haciendo las veces de armario de los ratones o incluso….como sustitutivo del asiento de atrás del coche… — Alberto Payo [Pod Wombats]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor