Carrito X-Wing para deslizarse en carreras cuesta abajo

Empresas

¿Os suenan las carreras americanas en las que los niños conducen pequeños cochecitos en una calle cuesta abajo? Pues en muchos estados son muy populares, y aglutinan un gran número de seguidores y espectadores.

Este cochecito es una verdadera obra de arte, pues recrea con bastante simpatía y acierto el conocido el X-Wing T-65, el caza estelar de la Alianza Rebelde. Más detalles de este coche-nave, y de la competición a la que se presentó, después del salto 

Este X-Wing se construyó para el carrera de 2011 Nazaret Soapbox Derby, que tuvo lugar este mismo mes. Esta carrera en particular está destinada al público adulto (el conductor debe ser mayor de 18 años) y a fe que la gente se lo toma muy en serio. Se inscribieron cerca de 50 participantes, presentando modelos de coche de lo más variopinto. En el vídeo adjunto tenéis una muestra del ambiente que se vivó.

El X-Wing no ganó la prueba (seguramente no era el modelo más aerodinámico ni el mejor preparado), pero sí dejó impresionados a todo el mundo con su diseño y acabados. No le faltaba detalle, pues el R2-D2 de la cola se movía durante 15 segundos accionando un controlador (de la antigua NES por cierto) dispuesto en al tablero de mandos, y también emitía su característico sonido desde un reproductor Mp3.

 

Los coches en esta competición no cuentan con ningún tipo de propulsión (ni motores, ni pedales, etc.) y como se señala en las bases del concurso solamente está permitido un primer empujón que los lanza hacia la cuesta. A partir de ahí  sólo la fuerza (de la gravedad) les acompaña – dani olego [Technabob]

Lea también :
Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor