Del exprimidor a la botella sin pasar por la casilla de salida

Empresas

Refrescante, sano, natural… pocas cosas hay mejores y más saludables que el zumo extraído de la fruta fresca. En ocasiones nos gustaría poder llevarnos una buena cantidad de néctar a una excursión o al trabajo pero es un poco engorroso el proceso de exprimir y envasar. Gracias a Sombrero Bottle Juicer la vida es un poco más sencilla para los amantes de estas bebidas.

Algo tan sencillo y no se le había ocurrido antes a nadie.

Este es de esos inventos que aquí en ITespresso solemos catalogar dentro del apartado “me tiro de los pelos porque no se me había ocurrido a mi antes y debe haber un listillo por ahí hinchándose a ganar dinero por la patente de esta chorrada”. La vida a veces es así de triste.

Bastaba con diseñar un exprimidor modelo tradicional cuya parte inferior fuese un híbrido de embudo que encaja a la perfección en el cuello de una botella y a partir de ahí la cosa tiene pocos misterios y muchas alegrías. Ya te puedes poner a exprimir naranjas que el zumo cae limpia y directamente al interior de la botella.

Cuando la cantidad de zumo llegue a la parte superior de la misma basta quitar el Sombrero Bottle Juicer, tapar la botella y a vivir la vida loca sana por sólo $5 que cuesta el invento que, curiosamente, encontró su inspiración un día en que el autor observaba lso infructuosos intentos de un amigo por exprimir un limón para añadir sabor cítrico a la botella que contenía agua.

La inspiración está ahí fuera. ─[Umbra]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor