Esta tarjeta de identificación oculta una cámara espía

Empresas

El espionaje industrial es lo que hace que progrese el mundo.

Sin un slogan como ese se nos ocurren pocas excusas para crear un dispositivo como el que aparece en la fotografía. Tiene toda la pinta de la típica tarjeta de identificación con la que se permite el acceso a sitios donde es muy importante restringir el mismo o controlarlo. Pero bajo esa apariencia inocente oculta una avanzada cámara de vídeo digna del más industrial de los agentes doble cero. Y aún hay más.

Uno de los minúsculos agujeros que parecen formar parte del propio soporte colgante de la tarjeta es en realidad el objetivo diminuto de una cámara de vídeo que recogerá todo lo que suceda ante ti.

En modo vídeo tiene una resolución algo limitada (352 x 288 píxels) y las fotografías tampoco rivalizarán con las de una réflex digital (1280 x 1024 píxels) pero a cambio compensa la discreción del soporte que te permitirá obtener dichás imágenes de forma totalmente inadvertida.

El modo de utilización es bien sencillo. En la parte posterior hay dos pequeños botones. Uno de ellos actva y desactiva la grabación en vídeo y el otro captura una instantánea. Podrás pasar a un ordenador los mismos desde el puerto miniUSB que también tiene la “tarjeta de identificación”. Cuesta unos 30€. Espiar nunca había resultado tan sencillo y económico.─[Brando]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor