La mitad de los empleados ha sufrido un aumento en su factura de la luz por el teletrabajo

Empresas

Pese a ello, el 76% no se sienten cómodos para pasar la factura de la luz a su empresa, según un estudio de Pleo.

Desde que llegara la pandemia muchas personas disfrutan del teletrabajo o del trabajo híbrido en sus empresas. Esta modalidad tiene claras ventajas, pero no está exenta de inconvenientes. Una de ellos son los gastos que se derivan de realizar la actividad laboral en el domicilio.

Obviamente, el mayor es el de la factura de la luz, con tarifas disparatadas (más de 200 euros el megavatio hora). Todo ello en plena ola de calor, con el aire acondicionado como un must para soportar las altas temperaturas.

La normativa española sobre el teletrabajo -que se puede consultar en el BOE– indica claramente que los gastos derivados del trabajo a distancia deben ser sufragados por la empresa, y no suponer un coste extra para el empleado. Sin embargo, la realidad es bastante diferente.

Según revela un estudio llevado a cabo por la startup Pleo, en el 52% de los casos los trabajadores no reciben aún ninguna compensación económica para cubrir este coste.

El 51% de los empleados de nuestro país confirma que su factura se ha incrementado a causa del teletrabajo, con una subida de entre un 10 y un 25% para el 72%.

Algunos no quieren pasar los gastos

Tampoco, hay una postura clara por parte de los empleados: el 76% no se siente cómodo para reportar la factura de la luz a su empresa. Lo mismo ocurre con los gastos de Internet y teléfono, que representan menos del 2% del total de gastos de trabajo reportados por los empleados en 2022.

“El teletrabajo conlleva una serie de costes que hasta ahora la mayoría de las empresas no habían contemplado como parte de sus partidas de gasto, como el contrato de Internet de los empleados o su factura de la luz”, explica Álvaro Dexeus, Responsable para el Sur de Europa en Pleo.

“En este sentido resulta fundamental que las compañías revisen sus políticas internas y establezcan procedimientos para que los empleados puedan reportar de forma sencilla cualquier gasto relacionado con el trabajo”, añade.