Ice Cream Sandwich convierte un Android en una consola

EmpresasMovilidad

Los tablets basados en Android pueden utilizar gamepads de PS3 o Xbox 360 para jugar y el puerto HDMI para conectarse al televisor, lo que les convierten en una consola de juegos.

Mucho se ha dicho de las novedades que incorpora Ice Cream Sandwich, la última versión del sistema operativo de Google, pero hay una en la que no se ha incidido mucho y que ha sido muy elogiada por webs dedicadas a la información del mercado de juegos, como GamePro.com, y es la compatibilidad de los periféricos USB.

Android 4.0, conocido también como Ice Cream Sandwich, mantiene la compatibilidad con los controladores de juegos USB que ya tenía Honeycomb, lo que significa que los usuarios podrán utilizar su Android con un gamepad de PS3, Xbox 360, o cualquier controlador que se tenga con poco más de un adaptador de USB a micro USB.

Si además se tiene en cuenta que Android 4.0 también soporta HDMI, y por tanto permite que el dispositivo basado en Android se conecte al televisor, entonces podríamos convertir disco dispositivo en una consola de juegos.

Estos detalles son los que han llevado a muchos, entre ellos PCWorld, a decir que la lucha entre iPad y los tablets basados en el sistema operativo de Google podría librarse en los juegos móviles, que serán más interesantes gracias a esta opción.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor