James Cameron sobrevive a su experiencia Abyss y llega a los 11km de bajo el mar

Empresas

Tras pasar varias horas “enlatado” dentro de su submarino Deepsea Challenger, por fin James Cameron ha cumplido su objetivo de ser el primer ser humano en solitario en alcanzar el punto más profundo del océano, el Abismo Challenger en la Fosa de las Marianas. Tras 11 km de profundidad, multitud de grabaciones en 2D y 3D, muestras y hasta recogida de bichicos de la zona hadal, ahora sólo nos queda ver el documental del National Geographic.

Sí, porque James Cameron, conocido amante de las profundidades marinas, no sólo ha conseguido hacer todo esto gracias a que está forradísimo, sino también a su colaboración con la NASA y el Nation Geographic.

Para que os hagáis una idea de lo tan rematadamente profundo que ha llegado, ha tardado 2 horas y 36 minutos en llegar hasta allí, y en regresar otros 70 minutos. Todo eso teniendo que soportar en el punto más bajo, más de 1.000 atmósferas de presión.

Afortunadamente para el resto de nosotros, para disfrutarlo no tendremos que soltar un pastizal ni sufrir horas en una experiencia similar a irse a la playa en pleno agosto por una autopista con atasco dentro de un Sinca Mil sin aire acondicionado. Gracias a la ingente cantidad de vídeos, fotos y muestras que ha tomado, podremos verlo todo.

Ahora que ya ha cumplido uno de sus sueños, sólo le queda empezar a mutar jugadores de la NBA con genes de pitufo para seguir adelante con sus fílmicos e inquietantes planes. [NationalGeographic]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor