Jugando a lo grande con la antigua NES [con un mando de Récord Guinness]

Empresas

Hubo un tiempo pasado en el que los mandos de las videoconsolas no tenían formas ergonómicas, necesitaban de un cable para funcionar, y apenas tenían un par de botones; mandos sin mini-joysticks en el que el dominio de la cruceta de dirección era vital, controladores sin lucecitas, gatillos, vibración ni batería extraíble. Pero mandos como los de la antigua Nintendo llevaron a nuestras manos irrepetibles momentos “jueguiles” y videoconsoleros que algunos ya no olvidarán en toda su vida.

Como sentido homenaje esta “religión de adolescencia” que son los videojuegos, el protagonista de la foto (que aunque lo parezca no es el hermano flaco de Hugo “Hurley”) perdió un poco la cabeza y decidió realizar el controlador de NES más grande del mundo, con unas medidas de 366 cm x 159 cm x 51 cm (30 veces más grande que el original), consiguiendo entrar así en la edición del Guinness World Records 2012 Gamer’s Edition.

Ben Allen, que así se llama este británico estudiante de Ingeniería, invirtió más de cinco meses y aproximadamente £4.000 en la elaboración de este mastodóntico gamepad, que necesita de la pericia de dos jugadores simultáneos para funcionar, pues mientras uno se encarga de la cruceta de dirección el otro debe ir saltando sobre los botoncitos botonazos rojos. ¿Será difícil coordinarse para jugar? Puede que sí, ¡Pero la diversión también será doble!

Aún me acuerdo de las repetidas quejas de mis familiares: “No dejes los mandos de la videoconsola tirados por ahí” o el amenazante “Me he sentado en el sofá y me he clavado esto, ¡Lo tiraré por la ventana!”. No sé qué le dirán al inventor Ben sus más allegados, pero si no tienen ninguna queja es que el comedor de los Allen es realmente digno de ver y tiene más metros cuadrados que el vestidor de Victoria Beckham.  ─ [Übergizmo]

Read also :
Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor