“La enseñanza a través de programas multimedia ofrece muchas posibilidades”

Workspace

Entrevista con Ivon Rivero, Responsable de Marketing de Lodisoft Internacional, nos devela algunas de las ventajas del Software educativo y sus posibilidades en el mundo de las consolas.

Inmersos en el nuevo curso escolar, que han empezado hasta los estudiantes universitarios, Ivon Rivero, Responsable de Marketing de Lodisoft Internacional, nos devela algunas de las ventajas del Software educativo.

Lodisoft Internacional cuenta con muchos años de experiencia en el terreno de los programas interractivos, sobre todo en cuanto a la enseñanaza de idiomas. Quizá el buque bandera de la empresa sea Tell me More, que se ofrece en varias gamas, desde el más avanzado al Tell me More Kids, ideal para los más pequeños de la casa. Traductores de idiomas y diccionarios pertenecen también al terreno de la formación lingüística, a la que hay que sumar aventuras gráficas educativas que llevan a los más pequeños a reforzar lo aprendido en clase.

¿Qué ventajas destacaría usted de los programas multimedia educativos? La enseñanza a través de programas multimedia ofrece al alumno la posibilidad de decidir aspectos como la selección de los contenidos a estudiar, dónde aprender (en casa, en el trabajo?) y el ritmo que quiere seguir en su aprendizaje. Estas ventajas, unidas a productos de buen nivel pedagógico y a la aplicación de tecnologías avanzadas, han creado métodos con los cuales se puede aprender de forma lúdica e interactiva.

En el caso de los cursos de idiomas que distribuimos, además de todo lo anterior, también permiten dialogar con el ordenador y mejorar la pronunciación en un entorno en el cual, el alumno irá perdiendo el “miedo” de expresarse en un idioma que no domina.

La evolución de los medios digitales, ¿afectará en breve a los programas educativos? ¿Terminaremos viendo versiones portátiles de Tell me More en el iPod o PDAs? El uso de estas tecnologías se ha extendido también a Tell me More para que los usuarios puedan continuar con su aprendizaje en cualquier sitio donde se encuentren. De hecho, en la nueva versión que saldrá al mercado a mediados de octubre, no sólo se podrán exportar los archivos de audio a formato MP3, IPod o CD de audio, si no también, los vídeos y las fichas culturales a dispositivos que tengan la tecnología Windows Mobile, tales como Pocket PC y Smartphone.

Relacionada con la pregunta anterior, ¿cuándo cree usted que llegará a estar ampliamente presente el software educativo en el mundo de las consolas de juegos? El juego tiene un potencial educativo innegable y desde ese punto de vista, las consolas serían una herramienta interesante para el aprendizaje. A pesar de que ya existen algunas aplicaciones educativas para consolas, creo que no hay un interés real por parte de los fabricantes para desarrollar esta alternativa a los conocidos videojuegos que sólo aportan entretenimiento al usuario.

Los programas Tell me More llevan a sus espaldas varios años de éxitos, ¿A qué cree usted que se debe? Tell me More se ha mantenido en constante evolución durante todos estos años, gracias a la innovación y a la aplicación de tecnologías avanzadas para el aprendizaje de idiomas. Además, se han tenido en cuenta las necesidades de los usuarios planteadas en versiones anteriores, lo que ha contribuido a que el producto se mantenga “vivo”. Por ejemplo, en la nueva versión se han incluido varios servicios complementarios online y una garantía de la cual podrán beneficiarse los usuarios que no logren progresar después de un mínimo de 50 horas de trabajo con el curso.

¿Cuál cree usted que es la asignatura pendiente de los estudiantes españoles? Los idiomas y en particular el inglés, son una asignatura pendiente de los estudiantes españoles. A pesar de que ha aumentando la conciencia sobre su importante papel en el mundo profesional, todavía queda mucho camino por recorrer para igualarnos al resto de Europa, en lo que se refiere al aprendizaje del idioma de los negocios.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor