PINOKY quiere darle vida a los peluches

Empresas

No, aunque a juzgar por la imagen parezca que a este peluche le han puesto alguna especie de esposas apeluchadas rosa para algún perverso juego BDSM, lo cierto es que nada más lejos de la realidad.

En realidad se trata de un sistema llamado PINOKY, que consiste en un anillo con servos y un microcontrolador para que al ponerlo en alguna extremidad de un peluche, ésta cobre vida delante de tus ojos. En el vídeo podréis ver como lo hacen.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=z7GogfykRO4[/youtube]

Vale, puede que no adquieran la movilidad de Reed Richards y que resulte un poco aparatoso, pero lo cierto es que PINOKY consigue dar en cierta forma vida a los muñecos sin necesidad de hadas de ningún tipo.

Para ello combina un microcontrolador, un microchip ZigBee para la conexión inalámbrica, una batería, un servo, un fotoreflector para medir el ángulo de flexión y unos enganches magnéticos.

Permite “programar” los movimientos de numerosas maneras, ya sea “enseñándole” moviéndolo tú antes o usando estímulos como acelerómetros, micrófonos o la sincronización con otros PINOKYs.

Corresponde a un trabajo conjunto de la Universidad Keio y la Universidad de Tokyo, y sí, puede que conseguir que un conejo rosa de peluche mueva las orejas no sea un gran hallazgo para la humanidad, pero al menos resulta curioso.

Además, quién sabe, gracias a la habilidad japonesa de pornificar cualquier cosa, lo mismo lo adaptan a las muñecas para adultos, tentáculos diversos o demás artilugios de perversión oriental. [Igarashi Design Interface Project]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor