Probamos el ratón WiFi de HP: sin cables, sin conectores, sin ocupar puertos USB

Empresas

La industria del ratón ha sido capaz de generar infinitos modelos.

En todos los tamaños, formas, colores… con cable, sin cable…  dentro de estos los hay con tecnología de radiofrecuencia o con Bluetooth. HP ha abierto una nueva vía con un modelo que emplea la tecnología Wi-Fi para la comunicación inalámbrica con el ordenador. Su nombre lo dice todo, HP Wi-Fi Mobile Mouse.

Olvídate de cables y de ocupar puertos USB y aprovecha que casi siempre suele uno trabajar con el WiFi encendido. A continuación te ofrecemos los resultados de la prueba que hemos podido realizar estos días en Gizmodo de uno de ellos. Y aún hay más.

El ratón WiFI de HP es de tamaño medio, acorde con la necesidad de que no ocupe demasiado espacio en el maletín o la bolsa de transporte del portátil, que es para lo que principalmente está ideado.

El hecho de emplear tecnología WiFI para conectarse con el ordenador facilita la no ocupación de puertos USB con los conectores de radiofrecuencia o Bluetooth, aprovechando así que la mayoría de las veces se trabaja con ese tipo de conectividad activada. De esta forma con el ratón en su embalaje no viene con ningún tipo de conector o accesorio. Encontrarás el ratón, las instrucciones, la garantía y un mini CD con el programa de configuración que debes instalar.

Precisamente la mayor complicación que hemos encontrado en el ratón WiFi de HP es conseguir que se entienda con algunos equipos. Es obligatorio haber instalado previamente el software que lo acompaña denominado HP Wi-Fi Mobile Mouse Monitor y el problema es que si tienes un ordenador que carece de lector de CD (cualquier netbook) necesitarás otro equipo donde sí puedas introducir el miniCD, pasar la suite de HP a un pendrive y conectarlo a tu ordendor.

Te estarás preguntando si no es más sencillo bajarse dicho software de la web de HP… pues eso, que no es tan sencillo localizarlo.

Y una vez instalado dicho software el emparejamiento ha resultado ser caprichoso… como sucede a veces con las personas, vaya. A pesar de que las instrucciones indican que basta con encender el ratón y presionar el botón CONNECT situado en la parte inferior del mismo (previa activación del WiFI en el ordenador, evidentemente) la mayoría de las veces se hace necesario acceder a la aplicación y activar desde ahí el reconocimiento.

El ratón se adapta perfectamente al hueco de la palma de la mano, con un apoyo firme y además, al tener una forma simétrica se utiliza con comodidad tanto por los diestros como por los zurdos.

Tiene cuatro botones y una rueda de desplazamiento central de movimiento muy suave par realizar scroll vertical. Todos los botones son programables. Además de los habituales derecho e izquierdo cuenta con otros dos laterales que quedan situados frente a dedo pulgar y el anular. Por defecto vienen configurados para avanzar y retroceder página pero a través del programa de configuración puedes asignarles otras funciones o cambiarlas de lado si eres zurdo, ya que de serie el ratón viene configurado para usuarios diestros.

El fabricante indica que la duración de las baterías (dos pilas AA) da para nueve meses de autonomía. Con respecto al ordenador con el que lo uses no debería consumir más recursos energéticos que los propios que ya emplea para mantener la conexión WiFi. La ventaja en este sentido con respecto a la tecnología Bluetooth, la radiofrecuencia o el uso de ratones por cable USB es que con el ratón WiFi de HP el ordenador no consume energía adicional.

Aprovechamos para recordarte que estos días en Gizmodo tenemos en marcha un concurso con el que puedes convertirte en periodista por un día, además de optar a suculentos premios. Te invitamos a que elabores un artículo parecido a este que acabas de leer sobre el ratón WiFi de HP y nos lo envíes. Aquí tienes toda la información del concurso.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor