Un superpastel Wiimote con sensor de movimiento expansivo de lorzas tras su ingesta

Empresas

Ya hemos visto las reacciones de muchos niños al recibir como regalo la Wii, pero imagínate cuál sería el comportamiento de tu hijo si se encontrara este gigantesco Wiimote azucarado haciendo las veces de pastel de cumpleaños. Esta fue la sorpresa de un pequeño viciado a la consola de Nintendo de 9 años. Su padre, un chef llamado Roshel Michaeli preparó el pastel emulando todos los detalles del mando original, para lo cual usó chocolate relleno de mousse y cubierto con laminados de caramelo para los botones. Más detalles arguiñanescos tras el salto.

El buen hombre hasta le puso un puerto en la parte inferior, aunque mmm…se le olvidó incorporarle el clásico cordón que garantiza que no habrá accidentes con la tele ni los jarrones de porcelana. La elaboración del descomunal postre le supuso al cocinero cerca de 280 euros y la necesidad de hacer un croquis que teneis ahí arriba para obtener unas medidas en escala de las características del periférico. —Alberto Payo

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor