Wi-Fi, el arma secreta contra los hippies

Empresas

La comunidad hippie vivía pacíficamente en la pequeña localidad británica de Glastonbury, una de las nuevas mecas del New Age por sus supuestas enrgías curativas, hasta que han comenzado a ser atacados por un enemigo invisible. Su nombre es Wi-Fi y es tan malo que consigue retorcer tu chakra y “romper líneas”, haciéndote enfermar. Más tras el salto.

Los hippies se quejan de que desde que se ha comenzado a instalar una red experimental Wi-Fi en la zona han empezado a sufrir diferentes problemas de salud como dolores de cabeza, mareos, erupciones cutáneas o incluso neumonía (síntomas que casualmente también coinciden con los de un “mal viaje” colectivo).Para evitar todo esto la comunidad ha desplegado generadores orgone, cuya función habitual es disipar las malas vibraciones de plantas nucleares pero por lo que parece son incapaces de defenderse de los terrores de las redes inalámbricas. El Dr. Enric de Silva, físico del Imperial College de Londres, afirma que no hay ninguna correlación entre el wi-fi y estas enfermedades, pero nosotros sabemos que esto es sólo la primera oleada. Pelanas fumahierba, preparaos para la llegada del Wi-Max.  —Alberto Payo [The Inquirer]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor