6 errores típicos de las páginas de destino

eCommerceMarketing

Dar demasiada información, hacer muchas llamadas a la acción o no generar confianza en tu página de destino te hará perder clientes potenciales.

Una página de destino o landing page es la página web activa a la que acceden los usuarios cuando hacen clic en un anuncio o en un enlace. Es decir, la puerta a los potenciales clientes que llegan desde otras webs. Pero muchas de las páginas de destino de negocios B2B no son capaces de convertir a casi 9 de cada 10 visitantes por no cumplir ciertos aspectos esenciales. ¿Qué hace que tu página de destino sea mala? Errores tan habituales como estos seis:

1. Dar demasiada información. Al disminuir la cantidad de información en tu páginas de destino, harás tu propuesta más clara y esto hará que los visitantes sean más conscientes del producto que estás vendiendo. Asegurate de que la información que muestras en la página de destino contiene las principales características de tu producto y los beneficios del mismo.

2. No generar confianza. Especialmente cuando adquieres visitantes de alta calidad, la confianza es una parte esencial de la transacción en línea. Mostrar testimonios de clientes actuales que dicen cosas positivas dará como resultado una mayor conversión, ya que la prueba social es uno de los aspectos más importantes del proceso de compra.

3. Dar una visión complicada del producto. Una de las maneras más rápidas de asustar a los visitantes es con el uso de una jerga que los clientes no entienden. Cada frase que usas en tu páginas de destino debe ayudar al potencial cliente a obtener una imagen más clara de lo que estás ofreciendo, centrada en el resultado final del producto y en qué puede servir al cliente.

4. Confundir con demasiadas llamadas a la acción. Nuestros cerebros están diseñados para ir a la opción más clara. Utiliza una sola llamada clara a la acción en toda la página, ya sea un botón de registro, un botón de opt-in de correo electrónico o una página de registro. Deja claro a los visitantes a dónde van a continuación, y suprime toda la confusión de tu sitio.

5. Ocultar información importante. Cada cliente quiere información tan pronto como sea posible. No ocultes en tus páginas de destino ninguna información que se mencione más adelante en el proceso de compra. Si ocultas información antes de que las personas lleguen al funnel real, solo conseguirás una gran tasa de abandono en las páginas que requieren esa información.

6. Centrarse sólo en conversiones individuales. Las conversiones son geeniales, claro está, pero si realmente piensas en ello, es preferible tener una cantidad baja de conversiones que correspondan a clientes a largo plazo que una cantidad alta de conversiones que sólo permanecerán durante un mes. En lugar de centrarte exclusivamente en aumentar la cantidad de conversiones en tus páginas de destino, intente ver qué tipo de conversiones estás recibiendo realmente, creando una visión general de las que realmente deseas obtener.

Vía TNW.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor