AMD Trinity llevado al límite

Empresas

Alguna vez ya os hemos hablado en ITespresso del Overclocking, una técnica utilizada para hacer funcionar a ciertos componentes electrónicos por encima de sus especificaciones de fábrica de manera correcta.

Y siempre los de AMD se han portado muy bien en este campo.

Los procesadores Trinity integran tanto CPU como GPU en el mismo chip con lo que son algo más caros que un procesador estándar y su rendimiento es lago inferior si tenemos en cuenta tan solo la CPU. En cambio si sumamos la GPU ya la cosa cambia.

Además esta serie de procesadores se comporta especialmente bien cuando se le somete a pruebas extremas de rendimiento, fetiche de los overclockers. Prueba de ello es la siguiente imagen que os mostramos en la que se puede apreciar como un procesador de esta serie a logrado llegar hasta los 7,3 GHz de velocidad.

La hazaña se realizó aumentando el voltaje del procesador para lograr hacerlo funcionar a más velocidad y se le desactivaron dos núcleos para evitar que se volviera inestable conforme se aumentaba su rendimiento.

Pero el toque mágico se logró bañándolo en nitrógeno líquido lo que permitió superar el anterior récord de 5,1 GHz logrado tan solo con refrigeración por aire. [PC Games Hardware]

Autor: Yealfa
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor