Aprobado el nuevo “canon digital”: 5 millones de euros anuales que saldrán de los Presupuestos Generales del Estado

Empresas

20121207-205049.jpg
Los españoles ya no tendremos que rascarnos los bolsillos cada vez que compremos un DVD, un pendrive o un disco duro en concepto de canon digital para compensar las posibles pérdidas por copias no autorizadas de contenidos sujetos a explotación de derechos de autor. En su lugar el Gobierno ha anunciado hoy un Real Decreto que asignará cinco millones de euros anuales (al menos para 2012 y 2013) como compensación, que saldrán de los Presupuestos Generales del Estado, es decir, de nuestros impuestos. Ah, pues al final va a resultar que sí tendremos que rascarnos los bolsillos.

Recordemos que desde Bruselas se prohibió el Canon Digital y el Gobierno de España se vio obligado a retirar el canon que se cobraba a todos los compradores de algún soporte capaz de almacenar datos.

Tras debates interminables y posturas enfrentadas sobre las posibles soluciones hoy el Consejo de Ministros ha anunciado una decisión que probablemente tampoco contentará a todos los actores de la situación.

A ejercicio vencido se abonarán cinco millones de euros a los detentararios de la gestión de los derechos de autor de los creadores. Esa cantidad se ha determinado para el ejercicio actual y para el próximo, debiendo proceder en años sucesivos a efectuar los cálculos oportunos.

Los cinco millones de euros ya no saldrán del tristemente famoso canon, que como hemos recordado fue declarado ilegal por Bruselas, y que pagaba cada comprador de un soporte susceptible de albergar datos, independientemente de que el contenido fuese de autoría propia o ajena. No importaba si el pendrive era para guardar las fotos de nuestras vacaciones o para copiar de forma no autorizada el último éxito musical de nuestro grupo favorito, había que pagar lo mismo.

Ahora, y en su lugar, el Gobierno vía Presupuestos compensará a los creadores, con la contrapartida de que al prohibir la legislación comunitaria el establecimiento de una tasa con tal fin la cantidad deberá salir de los impuestos que pagamos todos los contribuyentes, con lo que al final seguiremos pagando aunque probablemente menos (porque ahora se reparte entre todos, ya sabes, Hacienda somos todos) y sin duda de una forma menos evidente.

El Real Decreto anunciado fijará la fórmula para determinar las cantidades a abonar y a quiénes se les hará entrega de las mismas para soportes sonoros, audiovisuales y literarios. -[El Mundo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor