Chips de identificación Lightning piratescos para que Apple no imponga su voluntad

Empresas

Hace prácticamente un mes os contamos el sistema de identificación de cables lightning por hardware, usando un chip dedicado, que Apple había colocado en los cables para impedir que empresas terceras y sin la aprobación de Apple, crearan sus propios cables con precios mucho más normales y adecuados. En los últimos días, el chuleamiento de estos chips ha dado pasos agigantados, y tras el crackeo del chip ahora tenemos ante nosotros varios chips clónicos.

Al parecer en China están surgiendo como setas, debido a la expectación y suculentas ventas de accesorios que generan los iProductos. Gracias a estos chips, veremos cables con los precios baraticos de siempre.

Pero claro, como en casi todo, alguien sale perjudicado de esto, y no hablamos de Apple, que no es la víctima sino el causante del problema al intentar blindar una tecnología en vez de abrirla, sino de los creadores de accesorios que sí han pagado las licencias ante las promesas manzanescas de que gracias a esto tendrían exclusividad.

¿Qué conclusión sacamos de todo esto? Pues que como siempre, el software y hardware propietario no hace nada más que crear sobrecostos absurdos y empobrecer a unos a costa del enriquecimiento de otros.

Y uno podría pensar que, bueno, tampoco es tan importante y que cada empresa es libre de hacer lo que le de la gana. El problema es que ya hemos visto con la crisis, que el ir por la vida pasando del resto al final crea problemas globales que explotan luego y nos hunden a todos.

Si se consigue el éxito pasando de la modularidad y la universalidad, estos hábitos se extienden, como ya está pasando, ya que parece que a la gente le da igual y a las empresas les sale más rentable crear accesorios y conectores propios que algo universal de lo que no pueden sacar tajada garantizada luego.

Pero luego todos los sobrecostos que genera, tanto económicos como medioambientales al obligar a tener aparatos distintos incompatibles entre sí por el bien del consumismo desbocado, terminan pasando factura al medio ambiente y a nuestros bolsillos. Pero bueno, como se suele decir, “esto es lo que hay”. [BGR]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor