El gigantesco acuario de Dubai, con sus tiburones, hace aguas por una fisura

Empresas


Alguna de las mentes brillantes que ha convertido Dubai en a capital de la arquitectura moderna y el desenfreno urbanístico pensó que era buena idea crear un gigantesco acuario en un centro comercial y llenarlo con más de 7 millones de litros de agua de mar y 33.000 criaturas marinas. Ya habrá algunas menos, porque entre ellas había tiburones. Pues bien, con el centro comercial abierto y con clientes rondando por ahí, apareció una fisura en las paredes del gigantesco acuario, que son por cierto de un acrílico de 30 pulgadas de espesor, y el consiguiente chorro de agua. Si la cosa revienta del todo alguien se habría dado un buen festín. Después del salto tenéis un vídeo del suceso; es muy breve, pero suficiente para recordarnos el final de Mercury Rising.

— Rafa M. Claudín [NYT]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor