El misterioso caso del policía que se guardaba los videos guarretes que los detenidos llevaban en sus móviles

Empresas
0 0

Qué bonito es guardar esos momentos íntimos en pareja para re-disfrutar después de tanto gozo y tanta guarrerida.

Luego vienen los malos rollos, lo de publicar en Internet las fotos y vídeos más privados de tu ex-pareja para terminar con todas las posibilidades de una reconcililación pacífica… pero la cosa puede ser todavía peor si ese material cae en las manos de un agente de la ley que quebranta la misma enviándose a su propio móvil (y al de otra persona) el material explícito que se encuentra en el móvil de un detenido. ¿Deseas saber más?

El agente de policía Michel Presti desempeñaba sus funciones en la localidad de Stamford (Connecticut, USA) cuando arrestó a William Vasilakos y se dispuso a investigar los contenidos del móvil del detenido, encontrando diverso material que le gustó tanto como para enviárselo a su propio móvil, compartiéndolo después con otro amigo. El material hallado y compartido consistía en diversas grabaciones en vídeo de actos íntimos de naturaleza sexual entre Vasilakos y su pareja.

Según el abogado de este último “ellos estaban profundamente enamorados y habían decidido inmortalizar su amor de una manera que les pareció apropiada, y el agente de policía trató dicho material como si se tratase de grabaciones de actores porno”. Quizá este lamentable incidente sirva para que a partir de ahora, y por si las moscas, protejamos con contraseña nuestras grabaciones más privadas en los móviles. ─Antonio Rentero [The Washington Post]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor