El robot pinta-huevos: ¿por qué limitarse al papel?

Empresas
0 0

Cuando a uno le dicen “robot”, se imagina a un señor metálico (sin bigote) que le ayuda a… hacer… eh… cosas. Vale, al menos así era hace unos años, cuando nuestros conocimientos sobre el tema no eran gran cosa. Actualmente puedes imaginarte cualquier cosa computerizada (un simple brazo de una articulación) y medianamente inteligente por medio de una programación, que se mueve y, hum… hace cosas. Se desplaza, manipula objetos, ya sabes.

Si yo te digo que Egg-Bot es un robot que es capaz de pintar tus huevos (los que compras, ¡claro!), pues sí, le hace falta cierta inteligencia, sensores, actuadores, esa clase de cosas que suelen definir a un robot. Pero, ¿no será simplemente una impresora? Descubramos sus detalles tras el ovoide salto.

En apariencia, nuestro amigo Egg-Bot es capaz de pintar intrincados patrones sobre nuestro huevo, pero no sólo eso: también es capaz de pintarte cualquier dibujo, como el siguiente:

Por supuesto, el apelativo “bot”, como mencionaba antes, quizá sea un poco exagerado. ¿Qué es un robot? ¿Puede considerarse un robot al Egg-Bot? ¿Puede considerarse un robot, entonces, a una impresora corriente de papel?

En cualquier caso, la buena noticia es que si te gusta ir por ahi tocando pintando huevos, puedes adquirir aquí la máquina por 195 dólares. El qué hagas con los huevos tras pintarlos, es cosa tuya. — Javier G. Pereda [Evil Mad Science]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor