Empleado de Apple acusado de recibir sobornos de proveedores asiáticos

Empresas
0 0

Paul Shin Devine era un gerente de nivel medio de suministros de Apple. Hasta aquí, todo bien. El problema viene cuando, utilizando su posición, se dedicaba a dar información privilegiada a determinados proveedores asiáticos. Esto ya es malo de por sí. Lo perverso es que, encima, no dudaba en cobrar por esta información. Por si todo esto fuera poco, actuaba con ayuda de un cómplice. Te contamos más detalles de sus actuaciones así como la cantidad que llegó a obtener, tras el salto.

Al parecer, Devine transmitía la mencionada información confidencial a los proveedores asiáticos (incluyendo a su cómplice, Andrew Ang, de Singapur) los cuales le pagaban por dicha información. Después, Paul compartía con su cómplice Andrew estas ganancias. La mencionada información permitía, posteriormente, que los proveedores asiáticos negociasen sus contratos con Apple de forma más ventajosa para ellos. Las investigaciones llevadas a cabo por el FBI y el IRS (Internal Revenue Service -Servicio de Impuestos Internos- el organismo encargado en los EUA de la recaudación de impuestos) encontraron que Devine tenía cuentas en varios países de Asia junto a otras cuentas a nombre de su esposa. Por si fuera poco, también tenía una empresa en la que recibía las mencionadas comisiones ilegales. Evidentemente, Apple también ha presentado por su cuenta una demanda contra Devine. Por cierto, la cantidad que consiguió el señor Devine en este tiempo fue de un millón de dólares. Curiosamente, la misma suma que hubiera ganado (legalmente) si, en vez de dedicarse a infringir la ley se hubiese dedicado a seguir el ejemplo de su antiguo jefe. Y es que el refranero no se equivoca cuando dice que: “Lo que mal se adquiere, mal se goza”. [Mercury News via Business Insider] — Fco. José Cañizares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor