Esta podría ser la tecnología de la pantalla táctil del nuevo iPhone

Empresas

Llevamos meses dándole vueltas a los rumores sobre el nuevo iPhone. Que si pantalla 16:9, que si de 5″, que si más delgado, que si dock station reducido, que si tecnología NFC… y en cuanto a la pantalla en si pocos se habían preocupado de su propia estructura, de cómo se combinarían distintas capas de cristal, sensores y demás elementos. Ahora tenemos la posibilidad de echar un vistazo a cómo podría ser la pantalla del nuevo iPhone gracias a una revolucionaria estructura multicapa integrada gracias a esos documentos de patentes de Apple que tantas alegrías nos dan a algunos y tantos quebraderos de cabeza (ejém, Samsung, ejém) le dan a otros.

El secreto está en integrar la estructura de capas de una pantalla LCD y de un panel táctil.

De esta manera se puede combinar el funcionamiento y la interacción entre las distintas superficies eliminando componentes redundantes y aunando propósitos compatibles y/o paralelos, como el táctil y el visual. Esto permite que algunas capas puedan ser eliminadas, ahorrando costos y además minimizando el grosor de la pantalla y por tanto del dispositivo, ya que se simplifica el proceso de fabricación. Ya no tenemos que unir pantalla y sensor táctil sino que se trata de un solo componente.

El diagrama muestra además el funcionamiento de esta tecnología de células integradas usado en conjunción con la tecnología de paneles IPS ya empleada por la actual pantalla Retina del iPhone 4. Esto permite utilizar los mismos electrodos para la parte táctil y la visual alcanzando una alta resolución sin coste adicional.

Lo cierto es que hasta el momento se rumoreaba que el nuevo iPhone se valdría de la similar tecnología de célula integrada propietaria de Sharp y bautizada como IGZO, que permite unas pantallas muy delgadas dado que utilizan transistores más reducidos que permiten un mayor paso entre los mismos de la luz, por tanto hay en juego menos LED, menos espacio y menor consumo de energía.

De momento lo que es cierto es que esta patente pertenece a Apple, que podría recurrir a la propia o la ajena… o ninguna, y dejar estos avances para nunca o para la edición 2013 del iPhone. En cualquier caso saldremos pronto de dudas, de aquí a un mes. ─[Apple Insider]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor