El FBI sí puede hackear servidores en el extranjero sin orden judicial

EmpresasRegulación

Hackear un servidor “no es ilegal ni se encuentra restringido por la Cuarta Enmienda” si se encuentra en territorio extranjero, afirma un ayudante del fiscal federal.

Los expertos informáticos del FBI pueden acceder a servidores sin previa autorización judicial, siempre que estén ubicados fuera de Estados Unidos y alberguen sitios web criminales. Así lo reconoció ayer Serrin Turner, ayudante del fiscal federal de EEUU, durante el juicio contra Ross Ulbricht por el caso Silk Road, según informa el portal FayerWeyer.

La declaración de Turner se produjo durante la última audiencia del juicio. Ross Ulbricht, supuesto creador del marketplace Silk Road, en el que se vendían artículos ilegales, denunció que las autoridades estadounidenses habrían hackeado el sitio para encontrar su ubicación física.

El ayudante del fiscal federal respondió a Ulbricht que “incluso si el FBI hackeó el servidor de Silk Road, esto no es ilegal ni se encuentra restringido por la Cuarta Enmienda de la Constitución –que protege a los ciudadanos estadounidenses de detenciones arbitrarias–, ya que los servidores se encontraban en territorio extranjero“.

Turner añadió que en todo caso, “Silk Road albergaba un sitio criminal, por lo cual sería razonable que el FBI lo hackeara para encontrarlo, ya que esto se puede considerar como una inspección a bienes extranjeros que contienen evidencias criminales, para lo cual no se necesita una orden judicial”. Más claro imposible.

El desmantelamiento de Silk Road y la detención de Ulbricht en 2013 añadieron más leña al fuego del debate sobre la regulación y los límites a las investigaciones gubernamentales en el ciberespacio. Ante las prácticas irregulares del FBI en el caso, Ulbricht, que está siendo juzgado por organizar un donde se podían adquirir drogas, armas o pasaportes ilegales, es considerado por algunos como un defensor de la libertad en Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor