Fujitsu decide cerrar su negocio de telefonía

Empresas

Lenovo y Foxconn podrían entrar en la unidad de telefonía móvil de Fujitsu, lo que permitiría a la compañía japonesa centrar su atención en otros mercados.

La multinacional Fujitsu es la última compañía japonesa que decide quedarse fuera de la industria de los teléfonos móviles. Según una información de Nikkei, Fujitsu está buscando deshacerse de su negocio de teléfonos inteligentes.

Un portavoz de Fujitsu declaró que tras separar su negocio de telefonía móvil el año pasado, la compañía “está considerando varias posibilidades, incluyendo alianzas comerciales con otras compañías”.

Así, Lenovo y Foxconn podrían entrar en la unidad de telefonía móvil de Fujitsu, que ha tenido cierto éxito en Japón con la marca de teléfonos Raku-Raku.

El cierre o venta de su negocio de telefonía permitiría a la corporación japonesa centrar su atención en otros mercados. Por ejemplo, la inteligencia artificial, aplicaciones industriales, dispositivos de consumo para el Internet de las Cosas o gadgets conectados como el clip de pelo Ontenna para personas sordas.

El de Fujitsu sería el último (por el momento) gran nombre en la tecnología japonesa que abandona el mercado de la telefonía, renunciando a competir en un mercado dominado por Apple y Samsung y los más recientes rivales chinos. Mitsubishi, Toshiba, NEC y Panasonic han renunciado a fabricar teléfonos en los últimos años, dejando a Sony y Sharp como referente de los escasos fabricantes japoneses de smartphones que quedan.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor