iFixit descuartiza la Microsoft Surface, más reparable que el iPad pero no suficiente

Empresas

Como viene siendo habitual, el genial equipo de iFixit ha realizado su particular despiece de la nueva tablet Surface de Microsoft. Con él no sólo nos muestran sus vergüenzas y todos sus secretos, sino también que su bonito diseño implica que no sea tan fácil de abrir, modificar y reparar como se hubiera esperado de un producto creado por Microsoft. Pero bueno, al menos la batería puede quitarse “fácilmente” y se queda con un escueto 4 sobre 10 en la escala de reparabilidad.

Apple ha sido la pionera en los diseños más bonicos, pero también en los menos reparables, inaccesibles e imposibles de modificar y/o renovar. Algunos pensarán que el diseño va reñido con la modularidad, universabilidad, reparabilidad y sostenibilidad de un producto, pero varios productos que todavía respetan al medio ambiente y los usuarios nos muestran que no es así.

Desafortunadamente parece que vende más el que algo sea un poco más fino y compacto, a costa de hacer un producto mucho menos “amable”, y este simpático modo de ver la vida se traslada poco a poco cada vez más al resto.

Microsoft sigue tendencias e inunda la Surface de tornillos, complicado en parte además la apertura inicial de la carcasa. El conector del teclado parece colocado a mala leche y como lamentablemente está siendo habitual, el cristal protector y el LCD están unidos, teniendo que cambiar ambos si el cristal se raya o parte.

Eso sí, al menos una vez abierto sus componentes son bastante modulares y fáciles de cambiar, además de que la batería no ofrece muchas dificultades. Vamos, que se esperaba un diseño algo más accesible, pero que dentro de lo que cabe no es del todo irreparable y es bastante mejor en ese sentido que otras tablets. [iFixit]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor