LG G5, el primer smartphone modular de un gran fabricante

MovilidadSmartphones

Con Project Ara en un punto incierto y sin noticias de Phonebloks, el LG G5 se adelanta al resto de fabricantes como el primer smartphone modular de las grandes marcas.

Los últimos éxitos de LG en el sector de los smartphones hacían esperar mucho del nuevo LG G5, y la empresa coreana no ha defraudado, es más, en su presentación en el MWC 2016 ha mostrado un terminal más allá de lo que se esperaba en un principio, y confirmado varios de los rumores que estaban apareciendo últimamente.

El LG G5 cuenta con una pantalla IPS LCD de 5,3″, con resolución QHD y Gorilla Glass 4, un SoC Qualcomm MSM8966 Snapdragon 820, con su excelente GPU Adreno 530, así como 4GB de RAM y 32GB de memoria interna.

Por supuesto cuenta con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.2, GPS, GLONASS, NFC, USB 3.0 con conector tipo C, lector de huellas dactilares, y afortunadamente con ranura microSD, todo ello en un terminal de 159g y de tamaño 149,4×73,9×7,7mm.

Hasta aquí lo ‘normal’, pero si hay algo en lo que el LG G5 destaca es en sus funciones extra. Lo primero es una cámara trasera dual, que combina una de 16MP con OIS, apertura f/1,8 y 75º, junto con otra de 8MP f/2,4 y un ángulo de 135º, al que acompañan una cámara frontal de 8MP.

Además el LG G5 dispone de un chip secundario y memoria dedicada que permite un modo siempre encendido, que tan sólo gasta un 0,8% de la batería por hora. Pero en lo que ha sorprendido a todos ha sido con algo que conocimos inicialmente como rumor y que parecía improbable, pero que luego se ha demostrado como una función totalmente innovadora, el uso de módulos.

Este último terminal de LG cuenta con parte inferior, a la que va conectada interiormente la batería y las tarjetas, que admite varios módulos diferentes. Nos encontramos como primeros módulos el LG Cam Plus, que añade una batería adicional de 1.100mAh y controles físicos para la cámara, y Bang & Olufsen DAC, para mejorar la calidad de audio, aunque la idea de LG es abrir a terceros el desarrollo de módulos.

De esta forma, LG se adelanta a otros proyectos de smartphones modulares, que todavía no se han comercializado de forma masiva y muestra una clara apuesta por la innovación. ¿Será éste el principio de una nueva tendencia o un paso en falso para la compañía?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor