Los auriculares de maicena no son comestibles

Empresas
0 0

La maicena, conocida en inglés por cornstarch y usada aparte de en recetas culinarias en innumerables experimentos debido a sus propiedades de fluido no newtoniano cuando se disuelve en agua o para producir materiales viscosos caseros, es el material originario del bioplástico con el que están hechos estos auriculares con una forma tan particular. Tras el salto os contamos los suculentos detalles.

El diseñador Michael Young es el creador de estos auriculares, los EOps Noisezero i+ Eco, toma ya con el nombrecito. Su forma especial permite unos agudos brillantes y unos bajos superfuertes. Además cuenta con micrófono con botones de volumen y pausa, y un conector de 3,5mm.

Al colocar sus almohadillas de silicona en el interior del oído disfrutaremos de un sonido sin ruido de manera confortable. Están disponibles en 4 colores: gris, verde, azul y rojo, aunque todos tienen un tono un poco apagado.

Sólo las partes con plástico duro, como la carcasa de los auriculares y el micro, están hecha del bioplástico de maicena, pero a pesar de eso, muy probablemente no resulten muy digestivos, así que no os recomendamos comeroslos y en general tampoco procedáis a la ingesta de ningún gadget, ni siquiera los pendrives con forma de pastelitos…— Dani Burón [Michael Young]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor