Los inversores de Volkswagen le exigen 8.200 millones de euros por el escándalo de las emisiones

JusticiaRegulación

Tras cumplirse un año del escándalo de las emisiones de Volkswagen, la compañía alemana se enfrenta a numerosas demandas por parte de sus inversores, que le reclaman 8.200 millones de euros.

El escándalo de la manipulación de las emisiones de los coches diésel de Volkswagen parece estar lejos de terminar para el fabricante de coches alemán. Aunque la empresa ya ha dispuesto miles de millones de dólares para tratar de solucionar el problema, todavía queda por conocer el alcance que tendrán las multas y las penalizaciones de los organismos reguladores.

A todo esto hay que unirle las reclamaciones no sólo de sus propios usuarios y clientes, sino también la de sus inversores, que se han visto ampliamente perjudicados por el escándalo ante la caída de las acciones de Volkswagen.

Los tribunales de Braunschweig, cerca de las oficinas centrales de Volkswagen, han recibido ya 1.400 demandas, 750 este mismo lunes, justo en el primer día hábil tras el aniversario de la revelación del escándalo. De hecho están desbordados y necesitarán unas cuatro semanas para poder procesar todas las demandas que han recibido.

En total, los inversores le piden a Volkswagen unos 8.200 millones de euros en daños. La mayor demanda es de 3.300 millones de euros, por parte del abogado Andreas Tulip en representación de varios inversores institucionales, seguidas de otras exigiendo 1.500 y 550 millones de euros, junto con otras muchas con cuantías menores.

La situación se complica para Volkswagen, que probablemente tendrá que hacer frente a unas pérdidas mucho mayores de lo que esperaban, y que podrían poner en riesgo sus planes de futuro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor