Primera entrevista a Kim Dotcom: “no soy el rey de la piratería”

Empresas

Acaba de quedar en libertad vigilada, confinado a su lujosa mansión en las antípodas, y ya tenemos las primeras declaraciones de Kim Dotcom, el fundador de Megaupload. En ellas muestra su extrañeza por la detención de que ha sido objeto ya que en 7 años que llevan funcionando sus controvertidos servicios sólo habían sido demandados en una ocasión por alguien que no tenía relación con los estudios de cine y además sus asesores legales habían asegurado que no corrían peligro de ser perseguidos por la Ley. Pues menos mal. A continuación te extractamos algunos de los momentos más interesantes de la entrevista que acaba de conceder.

Kim manifiesta preocupación por la “pesadilla” que están viviendo él y su esposa, embarazada de mellizos, que les impide conciliar el sueño por las noches.

A través de una larga entrevista concedida al canal neozelandés 3news, el señor Dotcom (suena raro, ¿verdad?) se defiende de la persecución legal argumentando que no se le debería pedir a Megaupload responsabilidad por acciones de sus usuarios. Además la propia legislación sobre privacidad de las comunicaciones electrónicas impedía a Megaupload “asomarse” a los contenidos del tráfico de datos generado por sus clientes, por lo que tampoco podían verificar si estaban subiendo contenidos protegidos por copyright.

En su defensa se escuda en el típico disclaimer que recordaba a los usuarios que no estaba permitido el tráfico de datos con contenido sujeto a derechos de autor cuya propiedad no fuera del propio usuario. Vamos, la típica letra pequeña que nadie se lee o a la que casi nadie hacía caso en este supuesto.

Recuerda Kim que incluso se había habilitado la posibilidad para casi dos centenares de empresas detentatarias de distintos derechos de autor de poder eliminar los contenidos que infringieran los términos de servicio, incluyendo grandes estudios de cine o la propia Microsoft.

También considera desproporcionada la cifra en la que se ha cuantificado el daño causado a la industria. Esos famosos 500 millones de dólares de lucro cesante se referirían únicamente a la industria musical y se ceñiría a un periodo de dos semanas. Esto obligaría a recalcular la cantidad con la que se habría dañado a la industria musical en todo un año por un valor de 13.000 millones de dólares al año. Kim Dotcom recuerda que la cantidad total de dinero que mueve la totalidad de la industria musical en un año es de 20.000 millones, por lo que estas acusaciones serían exageradas.

Kim se considera a sí mismo como un “cordero sacrificial”, la forma anglosajona de expresar el concepto dechivo expiatorio“, que según el economista Carlos Rodríguez Braun es el mejor amigo del hombre.

Aduce que es un blanco propicio por su notoriedad, su visibilidad (que él mismo siempre ha propiciado, dicho sea de paso) en Internet, su lujoso y “ostentóreo” tren de vida, sus carísimos bugas con matrículas personalizadas y fiestas de ultralujo.

Según sus palabras no hacían nada ilegal y Megaupload no era el paraíso para los piratas. Apunta además a otros servicios que incluso están domiciliados en los Estados Unidos de América (Mediafire, Rapidshare, Filesurf, Filesonic…) e incluso a los servicios de almacenamiento masivo en la nube de las grandes compañías como SkyDrive de Microsoft o Drive de Google.

Apunta también como responsable de la generalizada piratería a la falta de disponibilidad de los contenidos en Europa con respecto a Estados Unidos. Esas ventanas de comercialización y/o distribución de películas o series que hace que una peli se pueda comprar en DVD/Blu-Ray en un pueblecito de Michigan mientras que en una capital de la vieja Europa aún no se ha estrenado en el cine. El ansioso espectador que ya puede ver los trailers no puede esperar 6 meses a que se estrene en su ciudad cuando la película ya está olvidada en USA. Argumenta que el no es el rey de la piratería, que simplemente ofrecía a sus usuarios almacenamiento on line de contenidos y ancho de banda.

Curiosamente expone que la MPAA, la asociación que reúne a la industria del cine estadounidense, nunca se dirigió contra Megapuload para pedirle que cesara su actividad, nunca le denunciaron ante los tribunales a pesar de que se le culpa de haber causado tantas pérdidas a los estudios.

Tranquiliza también al entrevistador al asegurar que no tiene ninguna intención de huir de la Ley ni fugarse… tampoco tendría ni a dónde hacerlo ni fondos para mantenerse al tener sus cuentas bloqueadas. Dice que le queda luchar para demostrar que no es un criminal, que es alguien que ha creado un sitio exitoso que satisface una demanda que necesitaban millones de personas en todo el mundo. ─[3news]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor