The Old Reader, asfixiado por los ‘refugiados’ de Google Reader

CloudEmpresas

Más de 350.000 usuarios han emigrado a The Old Reader, que ha tenido que dar de baja a los nuevos lectores para poder continuar con el servicio.

Después de hacerse efectiva la desaparición del lector de feeds de Google, Google Reader, el 1 de este mes de julio, miles de usuarios del agregador RSS han emigrado a otros servicios similares. Pero lo que podía haber sido una gran oportunidad está resultando un grave problema para The Old Reader. Este lector de RSS ha decidido dar de baja a todos los usuarios que se unieron a raíz del anuncio del cierre de Google Reader, debido a que sus servidores no pueden soportar el ingente tráfico.

Muchos de los usuarios habituales del lector de Google se han venido cambiando desde marzo a The Old Reader, por considerarlo una buena alternativa para seguir usando un lector de RSS. The Register apunta que tanto es así que más de 350.000 personas han emigrado a The Old Reader.

Pero la avalancha de refugiados ha sobrecargado al lector hasta el punto de llevarle al borde de la desaparición. Tal cantidad de nuevos usuarios hizo que la infraestructura de The Old Reader comenzara a crujir, por lo que trató de migrar a una plataforma más robusta. Ese intento no salió bien y llevó a una prolongada, aunque efectiva, reconstrucción, y a ganar otros 2.000 suscriptores.

El esfuerzo provocado por la migración y el restablecimiento del servicio parece haber agotado a sus gestores, Elena Bulygina y Dmitry Krasnoukhov, minando su  voluntad de seguir adelante. Así lo explican en un blog que dice que el sitio será cerrado para todos los usuarios, salvo los que abrieron sus cuentas antes del pasado 13 de marzo, el día en el que Google anunció la desaparición de Reader.

Preferimos ofrecer una experiencia agradable e impresionante a 10.000 usuarios que una mala para 420.000″, escriben los operadores del sitio. Los 10.000 iniciales podrán continuar como si nada hubiera sucedido. El resto “tiene dos semanas para exportar su archivo OPML, independientemente de nuestra decisión”.

Según afirman Bulygina y Krasnoukhov, prefieren dedicar más tiempo a sus trabajos y a su vida personal que ocuparse del mantenimiento de un servicio web con más de 400.000 usuarios. Aunque miles de servicios web mataran por tener una base de usuarios de este tamaño…

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor