¿Trabajar en una startup y tener vida personal? 6 consejos para lograrlo

EmpresasStartups

Trabajar en una startup no significa tener que renunciar a una vida personal feliz y plena.

Hay dos concepciones sobre las startups, dependiendo de lo que se conozca el mundo. Para la gente de fuera, que simplemente ha aprendido el término en los últimos años en los que se ha puesto de moda, las startups son esos lugares de trabajo ideales en los que te puedes pasar el día jugando al futbolín y comiendo fruta. Los que se han acercado algo más saben que esas cosas son a cambio de algo: tu vida y casi hasta tu alma.

Trabajar en una startup es duro. Hay que dedicarle muchas horas, en ocasiones por poco dinero, existe una gran presión por avanzar. Al fin y al cabo, se está sacando un negocio adelante. Son muchos los empleados que dan por hecho que su vida personal debe quedar al margen y que el trabajo es lo más importante. ¿No es posible la conciliación? Claro que sí. Además es recomendable. Estos son seis consejos para conseguirla:

1. Asegúrate desde el principio que en tu startup hay flexibilidad. Si todavía no trabajas en una startup y tienes varias opciones, saca el tema en la entrevista. Busca un lugar de trabajo en el que sean flexibles en horas y en lugares. Que permitan el teletrabajo y, sobre todo, que al igual que tú entiendes que tienes que trabajar muchas horas, ellos entiendan que a veces también tienes que parar.

2. Asegúrate de que tu familia y/o pareja lo entienden. De nada sirve tener el lado laboral arreglado si después en la parte personal no se entiende que tus horarios son raros y que puedes estar trabajando a horas en las que a priori no es normal hacerlo. Explícalo bien y deja claro que esos horarios no significan que des más importancia al trabajo que a tu familia.

3. Desconecta de verdad. Para el punto anterior esto es clave: cuando desconectes, hazlo de verdad. Para que tu vida personal no se vea perjudicada, intenta no pasarte el tiempo que estás en familia o pareja contestando a llamadas de trabajo o sin perder de vista el mail. E intenta hablar de cosas que no sean la startup. Eso no es desconectar.

4. Da el 200% cuando estés trabajando. Por supuesto, cuando estés en horas de trabajo da el máximo. No solo porque podrás hacer más e irte sin sentirte culpable, sino también porque si en la startup no se entiende del todo tu necesidad por conciliar, así educarás a jefes y compañeros: si tienes tiempo libre, si desconectas, si puedes mantener una vida personal feliz, trabajarás mucho mejor.

5. Si tienes que aparcar la vida personal por una temporada, ponte un plazo límite. Hay casos en los que trabjar en una startup si requiere darle todo tu tiempo y atención, especialmente cuando se está empezando o en una etapa de aceleradora. Puedes hacerlo, pero no lo alargues hasta el infinito: pon una fecha límite para esa vida de 100% trabajo y cúmplela.

6. No entregues tu vida. Esto es lo más importante de todo. Estar en una startup significa entrar en un micromundo en el que es fácil perder la perspectiva global. Por mucho que creas en esa visión, ¿de verdad vale más que tu salud y tu felicidad? Si ves que no eres capaz de conciliar y que el trabajo está perjudicando mucho tu vida personal y haciendo también mella en tu salud, empieza a buscar otro empleo. No tiene por qué ser así.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor