Un iPhone arde en medio de un vuelo a Sidney

EmpresasInnovación

¿Recordáis aquellas leyendas urbanas ochenteras sobre las prótesis de silicona que estallaban en los aviones? La mayoría estaban protagonizadas por cierta famosa bióloga, madre, artista, presentadora y actriz… sí, actriz, salió en un episodio de “El equipo A”.

Pues hoy podemos asistir al nacimiento de una de estas leyendas urbanas, o para ser más estricto, leyendas estratosféricas o aéreas porque la noticia es que durante un vuelo de avión son destino Sidney un iPhone4 ha dado un susto al pasaje al comenzar de forma espontánea a arder.

Humo denso y el iPhone al rojo vivo… el dueño llorando y la azafata diciendo “hagan el favor de no usar el móvil para calentar la cómida”.

Un pasajero del vuelo ZL319 de la compañía Regional Express entre Lismore y Sidney se ha quedado con su iPhone en el estado que veis en la fotografía.
Un asistente de vuelo observó cómo uno de los pasajeros trasteaba en el bolsillo del pantalón, del que comenzó a salir humo. Dado que la compañía no es Ryanair, quien podría ofrecer porno en sus vuelos, la maniobra del pasajero y el humo parecían fura de lugar. Y tanto, la causa era que el teléfono, un iPhone, se encontraba en estado incandescente.

Vaciados los bolsillos el terminal fue rociado con el extintor sin más daños que el susto. La compañía aérea ha puesto el asunto en conocimiento de las autoridades australiana y europea de seguridad aérea, ATSB y CASA entregando el móvil para su estudio., además de ponerlo en conocimiento del fabricante, Apple.

El plástico de la parte inferior derecha se ha quemado y el cristal que cubre la parte trasera del iPhone ha estallado a causa del calor probablemente generado por la batería. Por una vez no hablaremos en ITespresso de la manzanica mordía sino de la manzanica cocía. ─[El Mundo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor