Los usuarios de Gmail no tienen expectativa de privacidad según Google

EmpresasSeguridad

La compañía afirma que todos los usuarios de Gmail “dan necesariamente un consentimiento tácito para el tratamiento automatizado de sus correos electrónicos”.

La privacidad de las comunicaciones electrónicas, ya bajo sospecha desde las revelaciones de Snowden, ha recibido un nuevo golpe. Google ha advertido a las personas que envían o reciben  correos electrónicos a través de Gmail que no deben esperar que sus mensajes se mantengan privados.

El gigante de Internet lanza este aviso en una moción de 39 páginas presentada en junio para hacer frente a una demanda colectiva por explotación de datos. Google cita una decisión del Tribunal Supremo de 1979, en el caso Smith vs Maryland, que legitima la recopilación de comunicaciones electrónicas sin orden judicial.

“Así como un remitente de una carta a un compañero de trabajo no puede verse sorprendido porque el ayudante del destinatario abra la carta, las personas que utilizan el correo electrónico basado en la web hoy en día no pueden verse sorprendidas si sus correos electrónicos son procesados ​​por el proveedor de e-mail del destinatario en el curso de la entrega. De hecho, ‘una persona no tiene expectativa legítima de privacidad sobre la información que voluntariamente entrega a terceros’“, afirma la compañía.

Los demandantes sostienen que la exploración automática de correo electrónico de Google representa una interceptación ilegal de sus comunicaciones electrónicas sin su consentimiento, según informa CNET. Sin embargo, Google, que utiliza la digitalización automatizada para filtrar el spam y la publicidad orientada a sus usuarios, considera que los demandantes consintieron esta práctica a cambio de los servicios de email. Google continúa diciendo que los tribunales han sostenido que todos los usuarios de email “dan necesariamente un consentimiento tácito para el tratamiento automatizado de sus correos electrónicos”.

El grupo de interés público Consumer Watchdog calificó la declaración de Google de “impresionante admisión” y pidió a la gente que se preocupa por su privacidad que no use el servicio de Gmail. “El  envío de un correo electrónico es como darle una carta a la oficina de correos”, señaló John M. Simpson, director del proyecto de Privacidad de Consumer Watchdog. “Del mismo modo, cuando envío un correo electrónico, espero que sea entregado al destinatario con una cuenta de Gmail basada en la dirección de correo electrónico. ¿Por qué iba yo a esperar que su contenido pueda ser interceptado y leído por Google?”.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor