Yahoo se llamará Altaba y Marissa Mayer dejará su cargo

Adquisiciones y FusionesEmpresasGestión empresarial

La CEO de Yahoo y otros cinco cargos de la junta directiva renunciarán a sus puestos cuando se cierre la compra de Verizon.

Comienzan a oficializarse los cambios que conllevará la venta de Yahoo a Verizon. En un formulario remitido este lunes a la SEC, la agencia del gobierno estadounidense encargada de la regulación de los mercados y los valores, por la propia Yahoo, la empresa ha explicado que la junta directiva ha tomado algunas decisiones con respecto a su denominación, composición y tamaño, una vez se cierre el proceso de compra.

El anuncio más significativo es el cambio de nombre de Yahoo, que pasará a llamarse Altaba. Bajo esta nueva denominación se agruparán su 15% de participaciones en el gigante chino del ecommerce, Alibaba, y el 35,5% de Yahoo Japan que no se ve afectado por la transacción. El acuerdo de 4.800 millones de dólares entre Yahoo y Verizon se lograba en julio del pasado año, tras meses de negociaciones.

Otro de los cambios importantes es la salida de Marissa Mayer, CEO actual de Yahoo, que renunciará a su cargo junto con otros cinco miembros del consejo. Quedarán otros cinco sillones, suficientes, según la empresa, para dirigir lo que, tras la transacción, operará como una compañía de inversión. El nuevo presidente de la junta será Eric Brandt, en un cambio que se ha hecho efectivo este mismo lunes. Maynard Webb, quien hasta ahora detentaba el cargo, ha pasado a ser presidente emérito. Webb será uno de los que renunciarán a su puesto con Mayer.

La CEO actual de la empresa podría tener un nuevo puesto en la integración de Yahoo en Verizon, explica TechCrunch, aunque por el momento no se ha oficializado nada.

La compañía también advierte en el reporte que el proceso podría verse afectado por varios “riesgos potenciales e incertidumbres”. Entre ellos cuentan una posible renegociación del acuerdo por Verizon a causa de los fallos de seguridad revelados por la empresa en septiembre y diciembre de 2016, cuando reconocieron el robo de datos de 500 y 1.000 millones de cuentas de usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor