La autentificación biométrica se abre paso en el futuro de la seguridad digital

AppseCommerceInnovaciónMarketingMovilidadPagos electrónicosRedes SocialesSeguridadSmartphones

Un estudio de IBM asegura que las nuevas generaciones prefieren esta tecnología a las contraseñas y los PINS.

Es cada vez más corriente que los nuevos smartphones que llegan al mercado incorporen alguna tecnología de seguridad biométrica, reconocimiento de huella dactilar, facial, de voz… Esta tecnología aporta un mayor seguridad y protección con respecto a las clásicas contraseñas que se olvidan si tenemos una distinta para cada aplicación o si se usa siempre la misma contraseña el riesgo es aún mayor.

Un estudio, realizado por IBM revela que el 67% de los usuarios en todo el mundo se siente más cómodo utilizando las tecnologías biométricas, sin embargo, en lo que se refiere a los españoles, somo el segundo país de la Unión Europea en el cual los ciudadanos muestran mayor preocupación por los riesgos que entraña el uso de esta tecnología.

El “IBM Security Future of Identity”, basado en más de 4.000 entrevistas realizadas a ciudadanos de todo el mundo, concluye que el factor más relevante para la mayoría de los usuarios es la seguridad y no la comodidad cómo se creía. Por ejemplo, más del 70% valora la seguridad por encima de la comodidad a la hora de utilizar aplicaciones financieras, así como realizar compras online o cualquier aplicación relacionada con el trabajo.

Por el contrario, ambos factores se igualan cuando se trata de acceder a redes sociales. La privacidad y seguridad ya no parecen tan relevantes cuando está en juego nuestro perfiles más personales. En este ámbito la comodidad gana con un 36%.

Aunque todavía es una tecnología muy novedosa y que no está al alcance de la gran mayoría, si parece que en el futuro la biométrica será el método preferido de protección y autentificación. Dentro de la biométrica destaca el uso de lectores de huella dactilar con un 44% como el método más seguro. Es el método más conocido y usado en los nuevos dispositivos, aunque cada vez se ven más otros como el reconocimiento facial, la autentificación por voz o el reconocimiento del dibujo de las venas de la palma de la mano.

Como es habitual las personas más jóvenes están más dispuestas a darle una oportunidad a los avances o cambios. El estudio de IBM detalla como la diferencia generacional parece influir en el uso de contraseñas o técnicas biométricas. Mientras las personas mayores de 55 años siguen siendo más fieles al uso de contraseñas y utilizan una media de 12 contraseñas distintas. Sin embargo, el 75% personas entre 20 y 36 años se sienten más cómodos usando la biométrica y esta generación suele usar la misma contraseña varias veces.

Por último, el estudio hace un balance por zonas geográficas en el cual la tecnología biométricas más valorada por los ciudadanos asiáticos con un 78%, en comparación con europeos y norteamericanos que están más cerca del 50%.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor