Fizz Saver es como un dispensador de birra, pero para botellas de refresco

Empresas

¿Estás intentando dejar la cerveza pero te es imposible? Quizás la culpa de todo la tenga el ambiente de los bares y sobre todo ese irresistible movimiento de los dedos apretando el grifo, el chorro de birra saliendo a toda presión y la suave espuma llenando poco a poco tu vaso. Para seguir disfrutando de

¿Estás intentando dejar la cerveza pero te es imposible? Quizás la culpa de todo la tenga el ambiente de los bares y sobre todo ese irresistible movimiento de los dedos apretando el grifo, el chorro de birra saliendo a toda presión y la suave espuma llenando poco a poco tu vaso. Para seguir disfrutando de esta hipnótica acción, pero con bebidas no alcohólicas, llega Fizz Saver. En realidad se trata de un dispensador pensado para refrescos que quiere ayudarte a no echar ni una gota fuera del vaso. Su uso es sencillo: la botella se debe poner boca abajo en una superficie plana y entonces es cuando se introduce el aparato, que viene a ser una especie de tornillo con grifo. Por tan sólo 10 euros podemos llevarnos a casa este útil funcional y sencillo de usar. No, no lo intentes porque no atraviesa litronas ni tercios de Heineken. — Alberto Payo [Get Organized!]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor