¿Qué pasos deben seguir las Pymes hacia la Industria 4.0?

EmpresasInnovación

Concretar el proceso a aquellas necesidades de digitalización que realmente demandan los clientes ayuda a recuperar a corto plazo lo invertido.

Después de años escuchando sobre la importancia de la transformación digital de las empresas parece que el mensaje ya ha cuajado y la gran mayoría ya no duda de la necesidad de emprender este proceso y de las ventajas que supone para la economía de estas. Sin embargo, el siguiente paso, el de poner el proyecto de digitalización en marcha, no parece estar tan claro. el Informe “Industria 4.0” de Pwc, asegura que el 33% de las empresas industriales globales tiene actualmente un nivel de digitalización avanzado y para 2020 esta cifra llegaría al 72%. Pero lo que puede hacer un gran empresa muchas veces no se lo puede permitir una pyme.

Aunque este tipo de compañías suelen destacar por su flexibilidad en comparación con los gigantes del sector, las inversiones e innovaciones necesarias para llevar a cabo la transformación digital pueden llevar a pérdidas considerables sino se siguen los pasos correctos.

En este sentido, el proveedor tecnológico de productos y soluciones de gestión de energía, Eaton, aconseja tres puntos clave que pueden aclarar un poco las principales dudas que surgen a la hora de comenzar este proceso.

IoT, una necesidad

Las PYMES están experimentando cómo sus clientes demandan información cada vez más detallada acerca de todos los parámetros de la máquina, así como una mejor gestión de las diferentes partes del proceso, con el objetivo último de alcanzar una mayor productividad y una mayor eficiencia” aseguran desde Eaton que entienden el IoT como una necesidad en las empresas. Según datos de TechAisle, tecnologías como el IoT podrían superar el 75% de penetración en las medianas empresas y el 33% en las pequeñas.

Planes realistas

Después de detectar aquellos procedimientos que urge más digitalizar, se deben definir en qué va a consistir en cada caso el salto a la innovación. Hay una alta posibilidad de que no se tenga muy claro por donde empezar este proceso, en ese caso, lo más recomendable es centrarse en la actividad principal del negocio.

Eaton recomienda especificar objetivos realistas y medibles teniendo muy presente que la implantación de las nuevas tecnologías debe alcanzar un equilibrio entre el valor añadido que aportan y el coste que supone su adopción. De esa manera el plan a elaborar no se irá de las manos y plazo para recuperar la inversión será lo más reducido posible.

Seleccionar un partner

Este último paso evidentemente depende de los recursos que tenga cada PYME, pero Eaton recomienda seleccionar un partner “que ofrezca tecnología con un nivel de modulación lo más alto posible en su segmento y que tenga capacidad híbrida, es decir, que permita la mezcla de arquitecturas de varias marcas”

Según el informe “Industria 4.0” de PwC, las empresas industriales digitalmente avanzadas incrementaran su facturación en los cinco próximos años un 2,9% de media anual. Pero para ello las empresas, sobre todo las más pequeñas, deben dejar de concebir tecnologías como la conectividad, el IoT o el big data como un fin y empezar a entender que estas innovaciones no servirán de nada si no están bien adecuadas a lo que demandan sus clientes. Buscar soluciones tecnológicas y partner que se adapten a las principales necesidades de transformación de la compañía es el paso más difícil pero el más importante, que evitará perder dinero en esta inversión y recuperarlo cuanto antes.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor