Actualidad TI bola

Mecaniza a tu hámster para que vea mundo

El fantástico ingeniero Theo Jansen es mundialmente conocido por sus esculturas cinéticas y “andadores mecánicos” de PVC que suele soltar por las playas o utilizar en anuncios de coches. Pero lo más fantástico de su trabajo es como ha logrado inspirar a otros para crear sus propios engendros con patitas.

Hoy nos toca el caso de la bola de hámster con patas, un invento tan genial como absurdamente inútil. Disfruta de las andanzas de su piloto de pruebas en un vídeo a continuación.

Esta bola se propuso a la NASA como traje espacial

Por lo general los trajes espaciales son increíbles. Tienen capas antirradiación, que si control de la temperatura corporal, sensores de todo tipo… hasta te puedes cagar en ellos.
Este, sin embargo, fue un prototipo fallido.
En serio, fue presentado a la NASA en 1964 y hubiéramos parecido hámsters espaciales. Descubre más tras el salto.

Deja que la bola-aspiradora limpie tu casa

Posiblemente si un día llegaras a tu casa y nada más entrar vieras dando vueltas sola por tu casa una especie de mezcla de bola de golf con colmena gigante de abejas o bien saldrías huyendo al instante o la atacarías con una palanca, el conocido protocolo de actuación ante un encuentro con vida extraterrestre creado por Gordon Freeman.

Pero tranquilo, no es un ser del espacio, se trata de un robot aspiradora con forma de bola que es capaz de ir rodando autónomamente. A continuación un vídeo del susodicho para que lo veáis en acción.

Cuando la "muerte" tiene forma de bola de golf y te mira fijamente

A veces el destino hace que las cosas se tuerzan y te encuentras en el peor momento y en el peor lugar. Bueno, peor según se mire, ya que esta toma impresionante de una bola de golf lanzada por Tiger Woods pudo haberle costado un disgusto pero finalmente ha resultado ser una de las mejores fotos de la Ryder Cup de este año. ¿Culpa del fotógrafo o de Woods?

Este despertador te agrede para que te levantes

Suena el despertador. Las 6:30 de la mañana, tienes que ir al trabajo. ¡Nooo…! Gruñes cual orco, remoloneas, te estiras y piensas “5 minutos más…” que si no tienes cuidado se pueden convertir en 50… y ya está liada.
Por eso hay quien se pone dos alarmas. La de “me empiezo a despertar” (que en realidad es para seguir durmiendo) y la de “me levanto” (que en realidad es el de empezar a despertarse).
Hay quien, consciente de que no funciona, va un paso más allá y opta por despertarse a la primera completamente. Para ello puedes comprar un despertador que nunca se calle hasta que lo apagues y situarlo en el otro extremo de tu habitación, aunque tras apagarlo todavía hay quien, tambaleándose cual zombi, se vuelve a meter en la cama (5 minutos, ¡claro!)

Y por último, está quien ha pasado por todo ello, es un veterano del no poder espabilar y opta por los despertadores salvajes, como los que reproducen gritos, necesitan que completes un puzzle para que se callen o, como el caso que nos ocupa, te catapultan bolas en toda la cara. Puedes mirarlo tras nuestro salto.

Si no te gusta pasar desapercibido y tienes moto, bienvenido

El casco de la moto está pensado para proteger tu cabeza. Para ser seguro. Pocas veces son divertidos. Pero estos lo son, al menos si superamos la grima que da la primera impresión. Además, tiene que ser un cachondeo que te paren porque parezca que no lleves casco cuando en realidad sí está en su sitio. Tras el salto puedes echarle el ojo a algunos diseños más.

Máquina de pinball digital de Nike: pega zapatazos al esférico

Lo virtual contra lo real. Menuda disyuntiva más maja. Siempre habrá cosas que sean mejor en la realidad, como jugar al billar o a los bolos. Habrá otras cosas, como pelearse contra otro o matar zombis, que por nuestro bien esperemos siempre sea en un videojuego. ¿Pero y un pinball?

Este es el pinball digital de Nike, el cuál quizá os suene: está situado en las tiendas de Nike de Madrid y Barcelona. Vídeo y detalles tras el salto.

Gearbox Ball, las pelotas que de verdad podrás controlar

Este post es un poco difícil de ilustrar con una simple imagen. Se trata de la Gearbox Ball, una pelota que ya quisiéramos tener en el Mundial. ¿Por qué? Si parece una piltrafa. Muy sencillo: ¡es teledirigida! Se va a donde nosotros le digamos. Se controla por medio de Android, no te pierdas el curioso vídeo que hay tras el salto.

Las bolas metálicas se pueden partir, hasta tienen su uso

No, no es Pac-man antes de que lo pintaran de amarillo. Tampoco es ninguna parte del cuerpo de Iron-man, partida en dos por algún poderoso (y malvado) karateka. Qué cachivache más misterioso. ¿Será USB? ¿Se podrá acceder a Internet con él? La respuesta tras el también misterioso salto.

Marte será investigado por nuestras pelotas

Estas bolas no pertenecen al paisaje marciano, si no a nosotros, la Tierra. La exploración marciana será más sencilla con esta esfera que rodará por Marte, al estilo de las bolas de matojo seco por el salvaje Oeste. De hecho, ese es su nombre, “Tumbleweed Rover”, el “Rover Planta Rodante”.

El sentido de su existencia: un sistema automático de exploración, que no se vea tan limitado en sus recorridos como los vehículos todoterreno actuales. Más detalles y enlace al vídeo después del salto.

Scriptorium Globus, o como echarle pelotas al diseño de mobiliario

No sé por qué, pero había dos cosas que me encantaban cuando eran pequeño: las piscinas de bolas y aquel personaje que llevaba un cascarón que le servía como peinado, Calimero. Pero ahora ya soy mayor y como ir con un huevo en la cabeza o “bañarme” en esos recintos perjudicarían mis relaciones sociales tengo

USB Stress Ball aprieta, estrangula y retuerce en la pantalla, pero no ahoga

Si refugiarte en las artes marciales, las drogas o los capítulos de Pocoyo no te han servido para mitigar la violencia y el estrés que te invade a diario y los pollos de plástico y las pelotas con emoticones, tampoco te han ayudado, aquí te presentamos una alternativa diferente. La USB Stress Ball es la nueva sensación de realidad virtual en estrangulamiento. Se trata de una especie de globo de goma en el que podrás descargar todo tu carácter iracundo y apretar, torcer, estrangular e incluso dar puñetazos. ¿Y en qué se diferencia esto de lo que haces con la Nancy de metro y medio de tu hija? La explicación tras el salto.

La bola con pinta de estrella de la muerte de juguete que se transforma en una webcam remota

No te dejes engañar por su aspecto de arielina inofensiva porque la WooWee Spyball puede liártela en el momento menos esperado. Se trata de una webcam espía que se puede activar a través de Wi-Fi o por Internet y que según sus fabricantes “introduce un elemento de juego a la funcionalidad de telepresencia”. La Spyball captura vídeo e imágenes fijas y dispone de unas ruedas para dotarla de una rápida y suave movilidad de 360 grados de giro. Más tras el salto.